26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • Viernes, 24 de Enero
  • 11 de febrero de 2010

    Temor en Haití ante el comienzo de las lluvias

    Temor en Haití ante el comienzo de las lluvias
    REUTERS

    PUERTO PRÍNCIPE, 11 Feb. (Reuters/EP) -

    Los supervivientes del terremoto que devastó el pasado 12 de enero Haití se levantaron este jueves con sus tiendas afectadas por la lluvia caída durante la noche, un hecho que trae una nueva ola de miseria al más de un millón de personas que vive en las calles.

    La primera luz del día reveló que las sábanas que los haitianos utilizan para refugiarse se habían caído por el peso del agua, y que los residentes caminaban sobre los charcos formados sobre el pavimento de la principal plaza de la capital, Puerto Príncipe, después de las lluvias nocturnas.

    Aunque que la lluvia podría eliminar el polvo resultado de los cientos de edificios y estructuras que fueron derribados por el seísmo, también podría empeorar una feroz plaga de mosquitos existente en la ciudad.

    Casi un mes después de que el terremoto destrozara la capital y otras zonas del país caribeño, Haití está en una carrera contra el tiempo para trasladar a los supervivientes de los rudimentarios refugios que han construido a base de plásticos y paneles de zinc a refugios más consistentes.

    La estación de lluvias tropicales podría comenzar en unas pocas semanas y la temporada de huracanes en el Caribe comienza el 1 de junio, mientras los canales de drenaje de la capital están bloqueados con basura y escombros. Haití carece prácticamente de árboles y es propenso a sufrir inundaciones y deslizamientos de tierra.

    "Cuando comienza la estación de lluvias, no es que la gente se moje, es que serán arrastrados por la lluvia", aseguró el director para este país de una ONG que intenta dar alojamientos temporales a los supervivientes, Alberto Wilde.

    Por otro lado, el director del servicio jesuita a Refugiados y Migrantes en República Dominicana, Mario Serrano, cuya organización es socia local de Entreculturas, aseguró que un gran número de personas "no podrá dormir". "En vano buscarán un lugar para guarecerse y proteger lo poco que les queda. El esfuerzo de todos quienes trabajamos junto a ellos no ha sido capaz de evitar esta nueva tragedia", añadió.