9 de marzo de 2021
3 de junio de 2009

"Cuidados Paliativos para vivir con dignidad". Por Francisco Martín, presidente de la Fundación Vianorte-Laguna

"Cuidados Paliativos para vivir con dignidad". Por Francisco Martín, presidente de la Fundación Vianorte-Laguna
FUNDACIÓN VIANORTE-LAGUNA

Cada día es mayor el número de personas dependientes, ancianas o que sufren enfermedades avanzadas para las que la curación ya no es posible. Para estos últimos casos existen los cuidados paliativos, un modo muy especial de asistir a las personas y a sus familiares.

Estos pacientes requieren un modo distinto de atención, basado principalmente en el control del dolor y otros síntomas, pero enfocado también a la búsqueda de una óptima situación desde el punto de vista físico, psicológico, social y espiritual. Según datos del año 2007 del Ministerio de Sanidad y Consumo, cada año mueren en España unas 380.000 personas, de las que aproximadamente 230.000 pueden requerir cuidados paliativos. De ellos, cerca de la mitad precisan ser tratados por equipos especializados.

Sin embargo, estudios realizados por la Sociedad Española de Cuidados Paliativos en 2004, revelan que sólo 40.000 pacientes reciben este tipo de atención especializada en nuestro país. Deberíamos plantearnos por qué cerca del 70% de quienes tienen síntomas complejos no son atendidos por quienes están más capacitados para atenderles, y mueren tras semanas de sufrimiento, con un dolor que podría haber sido aliviado.

La verdadera dignidad al final de la vida se consigue cuando se dispone de cuidados sanitarios y asistenciales atentos, cuando se logra que el paciente esté muy bien tratado y se siente apoyado, consciente de su dignidad como persona. Esa dignidad no queda mermada por su estado físico o emocional, porque independientemente de esto, toda vida humana es siempre digna y debe ser cuidada como tal, aunque las facultades físicas o psicológicas no estén al 100%. Cuando una persona pierde el instinto vital, la sociedad debe preguntarse qué ha hecho mal.

Estas situaciones suponen un reproche para el sistema, porque en muchos casos, los pacientes no han sido atendidos de la mejor forma posible. Debemos plantearnos si están siendo tratados adecuadamente, si se sienten acompañados, si la familia está asistida, si el dolor está siendo mitigado. El sufrimiento merece una revolución social que demande cuidados paliativos para todos. Cuando un paciente sufre, hay que ayudar y acompañar, y eso es una responsabilidad de todos.

Entidades como la Fundación Vianorte-Laguna promueven centros sanitarios, médicos y asistenciales para personas enfermas y en situación de dependencia, como el Hospital Centro de Cuidados Laguna. Este hospital, concertado con la Comunidad de Madrid, desarrolla programas que sirven de apoyo a pacientes que sufren enfermedades en fase avanzada.

Porque ese es el verdadero reto de la sociedad y de las instituciones, un reto que es un fundamento social, y que está más allá de todo debate; asegurar el mejor cuidado para los enfermos, y garantizar la accesibilidad a los cuidados paliativos. Así los pacientes tendrán calidad de vida hasta el final, y su muerte, cuando sobrevenga, sí será una muerte digna.

Francisco Martín López-Quesada es presidente de la Fundación Vianorte-Laguna, una entidad dedicada a la promoción de centros sanitarios, médicos y asistenciales para personas enfermas y en situación de dependencia, como el Hospital Centro de Cuidados Laguna (Madrid), del que es gestora.