24 de mayo de 2019
  • Jueves, 23 de Mayo
  • 25 de noviembre de 2015

    Lidia del Pozo, directora de Accion Social de BBVA: "La inversión de impacto social es un sector en auge"

    Lidia del Pozo, directora de Accion Social de BBVA: "La inversión de impacto social es un sector en auge"
    BBVA Y ESADE

    Madrid acoge este mes de diciembre en Casa de América la XI edición de la Conferencia Anual EVPA (European Venture Philanthrophy Association), sobre inversión filantrópica e inversión de impacto social. Bajo el lema, 'Distintas voces: un futuro compartido', la directora de Accion Social de BBVA, Lidia del Pozo, detalla en esta entrevista a Europa Press las características del evento.

    .- ¿Qué papel tiene la EVPA?

    La EVPA (European Venture Philanthrophy Association) es una organización europea que asocia a organizaciones relacionadas con la inversión filantrópica y la inversión de impacto, apoyo a la inversión a fundaciones e inversión con retorno social.

    Se calcula que cerca de 500 personas acudirán a la cita del 1 y 2 de diciembre en Madrid en la que, entre otras cuestiones, se hablará de los proyectos en Africa y América Latina a los que se destinan los fondos que se recaudan procedentes de la inversión de impacto. BBVA es el único banco español que participa y uno de los pocos a nivel europeo asistentes al encuentro.

    Además de esta reunión anual, la EVPA también hace mucho trabajo de investigación. A nosotros nos ayudó a entender cómo se hace una inversión de impacto y qué tipo de criterios hay que tener en cuenta con el fin de poner en contacto a financiadores con emprendedores, entre otras cuestiones.

    .- ¿Cómo se encuentra España en este campo?

    En España, la EVPA cuenta con muy pocos socios. En cierto modo, es un espejo de lo que ocurre con la inversión de impacto en el país, a pesar de ser un nuevo tipo de activo financiero que está creciendo. En todo el mundo, el volumen de activos es de 80.000 millones de euros, cifra que en Europa, al cierre del año 2013, ascendía a 20.000 millones de activos. Países Bajos es el principal inversor, seguido de Suiza y Reino unido, mientras que España está muy atrás, con 217 millones de euros al cierre de 2013.

    .- ¿A qué se debe esta cifra?

    Creo que hay determinadas barreras sobre todo, y es mi opinión, por la mentalidad, el carácter y la cultura. Estados Unidos y Países Bajos son países con mayor cultura de filantropía que en España, donde se vive más el día a día.

    Otro tema pasa por la dificultad de encontrar inversión de impacto en España: hay mucha empresa social (tipo centro especial de empleo y cooperativa) pero es un mundo acostumbrado a la subvención. En cuanto al tema legislativo, o mejor, de contexto, no hay una regulación fiscal que ayude a que existan estas inversiones de impacto, del mismo modo que, en cuanto a la constitución de este tipo de empresas, si se quiere hacer algo social, hay que tirar de estructuras jurídicas habituales porque no hay una estructura jurídica específica para la empresa social. En ese punto hay que trabajar bastante.

    Además, tampoco hay mucha cultura y existe una falta profesionalización por lo que la parte social hay que potenciarla. Aunque estamos muy en pañales, es un sector que en los últimos 4 ó 5 años ha crecido y va para adelante.

    .- ¿Cuál será la participación de BBVA en la Conferencia de Madrid?

    Por un lado, ayudamos como patrocinadores en la organización del evento y también participamos en la Conferencia. Así, el director global de responsabilidad y reputación corporativa de BBVA, Toni Ballabriga, hablará sobre Momentum Project y yo sobre proyectos que se llevan a cabo en Latinoamérica, donde se hacen cosas muy interesantes.

    .- Momentum Project, iniciativa impulsada por BBVA y ESADE, con la colaboración de la Fundación PwC, cumple cinco años. ¿Qué balance hacen de este proyecto?

    Es algo que está funcionando aunque también vamos ajustando porque éramos nuevos en el sector. Somos un banco y eso da el músculo suficiente para entender qué es invertir. La parte financiera está muy bien ajustada y luego está el apoyo formativo, de apoyo a la empresa.

    Hasta la fecha, 53 empresas han formado parte de este proyecto. BBVA ha invertido en 19 empresas hasta el momento y ninguna de ellas ha caído, algo que no puede decir mucha gente. Y de los 53 participantes, sólo cuatro han caído lo que supone un ratio muy bajo, frente a un ratio de fracaso del 70%, el normal en startup.

    En cualquier caso, estamos haciendo ajustes de eficiencia, sobre todo en la parte presencial, ya que los emprendedores nos han pedido que sea más bien práctica. También queremos usar nuevas tecnologías y abrir un poco las puertas a proyectos sólidos.

    .- ¿Esta apertura pasa por América Latina?

    En el continente se han hecho prácticas que pueden funcionar aquí. Aunque sean países muy jóvenes, son más emprendedores, con proyectos muy pegados a la pobreza y a las necesidades del país. Mientras que en España se promueven más los proyectos de integración social y laboral, destinados a colectivos excluidos como mujeres víctimas de violencia, en México, un problema que les preocupa es el acceso a la vivienda, con cerca de 30 millones de personas sin acceso a una vivienda digna), junto con temas de reciclaje o integración de indígenas, entre otros.

    Para leer más