15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • Domingo, 13 de Octubre
  • 28 de marzo de 2019

    Megan Morikawa (Grupo Iberostar): Hay que seguir definiendo lo que debe ser un modelo turístico cada vez más responsable

    Megan Morikawa (Grupo Iberostar): Hay que seguir definiendo lo que debe ser un modelo turístico cada vez más responsable
    IBEROSTAR HOTELS & RESORTS

    La directora de la Oficina de Sostenibilidad de Grupo Iberostar, Megan Morikawa, detalla en esta entrevista el papel de las empresas para contribuir a la sostenibilidad.

    .- Se ha incorporado como nueva Directora de la Oficina de Sostenibilidad de Grupo Iberostar ¿Cuáles van a ser sus principales líneas de actuación?

    Mi principal tarea será seguir impulsando 'Ola de Cambio', un movimiento que se inició en 2017 y con el que desde Grupo Iberostar nos proponemos ayudar a seguir definiendo lo que debe ser un modelo turístico cada vez más responsable.

    'Ola de Cambio' consta de tres áreas de actuación: eliminación de plásticos de un solo uso, consumo responsable de pescado y fomento de la salud costera.

    .- ¿En qué objetivos concretos se traducen estas líneas de actuación?

    Desde Iberostar, no entendemos otra forma de desarrollar nuestra actividad si no es a través de una sólida propuesta de turismo responsable. 'Ola de Cambio' es un movimiento 360º en el que implicamos a todos los miembros de nuestra cadena de valor y que tiene como principales vías de actuación:

    1) Eliminación de plásticos de un solo uso. En 2019 todas las habitaciones de los hoteles Iberostar de todo el mundo estarán libres de plásticos de un solo uso. Además, también este año, queremos ir más allá de las habitaciones y eliminaremos este tipo de plásticos de todos los espacios de los hoteles ubicados en España. El año que viene, en 2020, daremos un paso más y todos los hoteles de nuestro portfolio a nivel global estarán libres de plásticos de un solo uso.

    Mientras tanto, seguimos inmersos en la creación de proyectos piloto de plantas de compostaje en República Dominicana, México y España. Estas instalaciones nos permitirán completar el ciclo de economía circular, ya que podremos tratar aquellas alternativas biodegradables que hemos utilizado en los hoteles al sustituir los objetos de plástico de un solo uso.

    2) Consumo responsable de pescado. En 2019 ampliaremos el número de restaurantes de Iberostar que tienen productos certificados por la cadena de custodia MSC. Así, más allá de los restaurantes de la cadena que ya ofrecen estas propuestas culinarias, este año, los visitantes podrán encontrar esta opción de pescado certificado en otros restaurantes de nuestros hoteles en las Islas Canarias, República Dominicana y en nuestro complejo de Playa Paraíso, en México.

    En esta línea, contamos con el asesoramiento de ONG internacionales para crear un mapa de riesgos que nos permitirá establecer un consumo cada vez más responsable de los pescados y mariscos.

    3) Mejora de la salud costera. Esta área, que constituye el tercer pilar clave de 'Ola de Cambio', consta de tres líneas de acción fundamentadas en tres elementos: el descubrimiento, la protección y la restauración de los manglares, praderas de algas marinas como la posidonia y arrecifes de coral; y tres áreas de actuación: discovery, protection y restoration.

    Contamos ya desde diciembre 2018 con un vivero de corales con la mayor biodiversidad del país, una iniciativa que esperamos que permita aumentar la resistencia de esta especie al proceso de blanqueo que se espera como resultado del cambio climático. También abriremos un acuario con tecnología de última generación e instalaciones de investigación dentro de nuestro complejo en República Dominicana, invitando así a una comunidad internacional de investigadores a ampliar sus esfuerzos en todo el mundo.

    A lo largo de este año, daremos inicio a programas piloto de restauración de manglares en cuatro de nuestros hoteles en el continente americano. Otorgaremos además becas en colaboración con la UIB, Universitat de les Illes Balears, enfocadas en el estudio del Mediterráneo, y continuaremos trabajando para crear conciencia en las escuelas y comunidades donde operamos sobre la importancia de proteger estos ecosistemas costeros.

    .- Precisamente, usted es doctora en genética de corales por la Universidad de Stanford. ¿Cómo ha utilizado sus conocimientos en la puesta en marcha de iniciativas que ayuden a proteger los océanos? ¿Nos encontramos en un punto de no retorno o aún es posible salvar los océanos?

    Desde una perspectiva académica, cuento con una trayectoria de una década centrada en tratar de entender la increíble complejidad de algunos de los problemas más grandes a los que se enfrentan nuestros océanos. Como directora de la Oficina de Sostenibilidad y desde la visión que me da mi trayectoria en este campo, puedo ofrecer una estrategia útil en los proyectos que forman parte de Ola de Cambio y así, utilizar las fortalezas de Iberostar para ayudar de una manera más efectiva a los océanos.

    Para mí ha sido excepcional poder encontrar una empresa que no solo está dispuesta a apoyar estas iniciativas, sino que también trabaja para comprender la razón de estos problemas desde una perspectiva académica y, de esta manera, asumir el liderazgo para ayudar a cerrar la brecha entre la ciencia y el sector privado. Como científica, estoy aprendiendo que, frente a lo que podría pensar en un inicio, el turismo tiene muchas oportunidades para resolver algunos de los problemas más grandes de los océanos.

    Una de las cosas más increíbles del océano es su capacidad de recuperación. Si lo protegemos, podrá recuperarse de un alto nivel de destrucción. Sin embargo, las investigaciones muestran que estamos alcanzando algunos puntos de inflexión aterradores para los océanos que están relacionados con una serie de factores de estrés --por ejemplo, el repetido blanqueamiento global de los arrecifes de coral es una muestra del cambio climático--. Si queremos un océano saludable para las próximas generaciones, ahora es el momento de actuar y colaborar. Me complace poder formar parte con Iberostar de algunas de esas soluciones.

    .- Actualmente trabaja en República Dominicana, donde la compañía ha instalado viveros de coral para su estudio y regeneración. ¿Nos puede adelantar algunos resultados de este trabajo?

    En República Dominicana, contamos con dos instalaciones, una en tierra y otra en el agua. En el agua, hemos trabajado junto con nuestros socios locales para demostrar que podemos cultivar muchas especies diferentes de corales en nuestro vivero (cinco para ser exactos, aunque la mayor parte de los esfuerzos han estado centrado en dos tipos), un proyecto que ampliaremos este año. La restauración de arrecifes saludables requiere biodiversidad y un stock saludable. Nos sorprendió ver el nivel de diversidad que tiene República Dominicana y esperamos ver cómo se puede utilizar en futuros esfuerzos de restauración.

    Nuestra segunda instalación está ubicada en tierra, en un acuario donde alojaremos investigadores y mantendremos un banco genético de la diversidad que tenemos en el agua. Sorprendentemente, mantener corales en acuarios constituye un desafío excepcional y todavía estamos en proceso de asegurar que las condiciones de nuestra agua y nutrientes son las adecuadas para el coral.

    Desde una visión quizá más técnica, me emociona poder anunciar que recientemente hemos demostrado que tenemos las condiciones adecuadas para mantener una de las especies más raras del mundo en nuestras instalaciones, el coral Staghorn, una especie fundamental para la restauración de arrecifes. Este éxito nos abre las puertas a un programa sólido en la restauración de arrecifes.

    Para leer más