21 de febrero de 2020
15 de noviembre de 2018

Accenture desarrolla en The Circular Lab 'A.I.R-E', el primer chatbot que resuelve todas las dudas sobre el reciclaje

Accenture desarrolla en The Circular Lab 'A.I.R-E', el primer chatbot que resuelve todas las dudas sobre el reciclaje
EUROPA PRESS

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Accenture ha desarrollado en el centro de innovación en economía circular de Logroño, The Circular Lab, el primer robot de asistencia que a través de imagen, voz y texto resuelve las dudas de los ciudadanos sobre el reciclaje.

El chatbot 'A.I.R-E' estará disponible en plataformas como Google Play, Apple Store, Facebook Messenger y en el asistente virtual Alexa de Amazon, además de en la web de Ecoembes.

'A.I.R-E' responde directamente las dudas del reciclaje para favorecer la concienciación y sensibilización ciudadana, una de las líneas de trabajo junto al emprendimiento, Smartwaste y ecodiseño. El asistente utiliza inteligencia artificial para informar de manera interactiva y al instante sobre cuestiones relacionadas con el reciclaje de envases. Por ejemplo, resuelve dudas sobre en qué contenedor se debe depositar cada envase y el material del que está compuesto, pero también con el reciclaje de otra clase de residuos, como mobiliario, menaje y textil.

A.I.R-E reconoce la voz y el texto del usuario pero además es capaz de reconocer imagen, mediante fotografías, para identificar el tipo de residuo sobre el que se produce la duda. Así, los ciudadanos pueden enviar una imagen del residuo que no sepa como reciclar y el asistente le dará una respuesta inmediata.

El asistente virtual responde en castellano y en el resto de lenguas cooficiales en España. Será, además, uno de los primeros chatbots que estará operativo en español para el asistente virtual Alexa, desde los altavoces inteligentes de Amazon.

El dispositivo se basa en una arquitectura modular, con una infraestructura en la nube de alta escalabilidad y disponibilidad dentro de Accenture Cloud Platform con Amazon Web Services.

El asistente estará dirigido por humanos que entrarán en la conversación cuando el chatbot no sea capaz de responder alguna de las respuestas planteadas por los ciudadanos y así, a consecuencia del uso de técnicas de autoaprendizaje, irá aumentando su capacidad para ser cada vez más autónomo.

La inteligencia se basa en servicios de 'machine learning', cuenta con sistemas de reconocimiento de lenguaje natural -a través de Google DialogFlow-, de voz -con Google Speech-to-Text-, y visual -mediante Google Vision y Amazon Rekognition -.