30 de marzo de 2020
2 de abril de 2008

(Ampl.) Regantes del Delta del Ebro ofrecen agua a la Generalitat para evitar restricciones en Barcelona

TORTOSA (TARRAGONA), 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Regantes de la Derecha del Delta del Ebro han ofrecido a la Generalitat la posibilidad de que compre en régimen de concesión agua para hacer frente a la actual situación de sequía y evitar restricciones de agua en el área metropolitana de Barcelona si no llueve hasta octubre.

Así lo confirmó a Europa Press, la Plataforma en Defensa del Ebro (PDE), que explicó que, a diferencia de la izquierda del Ebro, esta comunidad siempre ha estado abierta a negociar compensaciones.

Las dos comunidades de regantes del Delta del Ebro, emitieron hoy un comunicado conjunto, dónde hacen patente su "unidad de criterios, en esta situación de sequía".

"En relación a la posibilidad de llevar agua del Consorci d'Aigua de Tarragona (CAT) a Barcelona, somos partes implicadas y debemos participar en las posibles decisiones a adoptar", según las dos comunidades. A pesar de todo, no darán "ningún visto bueno a ningún proyecto" hasta que no conozcan "el alcance y la transcendencia" del mismo.

La comunidad de regantes de la derecha, según la PDE, ha estado siempre abierta a vender agua de su concesión, mientras que los actuales dirigentes de la comunidad de la izquierda, próximos a la plataforma, han sido contrarios a los trasvases y la interconexión de redes.

La Agencia Catalana del Agua (ACA) ha convocado a las dos comunidades a una reunión el martes 8 de abril en Barcelona para analizar la sequía y posibles alternativas, según fuentes de los regantes. Precisamente, hoy el ACA convocó a la Plataforma en Defensa del Ebro, a una reunión, en las instalaciones del CAT, en L'Ampolla.

Joan Antoni Panisello, portavoz del PDE, dijo hoy: "No sabemos cuál es el motivo de la reunión. Supongo que es para explicarnos la situación actual e intentar convencernos de las bonanzas del proyecto --de trasvase puntual del Segre--, aunque lo vemos muy difícil que se lleve a cabo".

La Plataforma, es contraria a la interconexión de redes, por que entienden que "es un trasvase en Barcelona".

EL CONSEJERO, DISPUESTO A HABLAR.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, el consejero de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat, Francesc Baltasar, aseguró estar dispuesto a hablarlo. Sin embargo, consideró varios condicionantes a esta posibilidad.

Entre ellos, señaló que el tubo que permitiría el transporte de agua supondría una "aportación ridícula" por su tamaño. "Una aportación tan menor que no serviría en estos momentos para resolver esta cuestión de emergencia", ilustró.

"Hay una serie de medidas que debemos emprender para que no lleguemos afectarnos a partir de otoño y primavera del año que viene, cuando empezará a funcionar la desalinizadora de El Prat de Llobregat", dijo, en referencia a las posibles medidas que se planteará tomar la Consejería que dirige.