19 de abril de 2019
  • Jueves, 18 de Abril
  • Miércoles, 17 de Abril
  • 4 de septiembre de 2015

    Carrera benéfica de patitos de goma, este domingo, en favor de la Sehop y Fundación Aladina

    DOS HERMANAS (SEVILLA), 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Bajo el slogan 'Juntos Pateamos al cáncer infantil', el Hotel MARE de Dos Hermanas (Sevilla) acoge este domingo, desde las 9:00 horas, la primera carrera benéfica de patitos de goma en favor de la Fundación de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátrica (SEHOP) y la Fundación Aladina. La carrera consistirá en un recorrido a lo ancho de una piscina en donde los participantes tendrán que impulsar un patito de goma para que llegue primero a la meta.

    El evento, organizado por un grupo de personas afectadas por cáncer infantil con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre esta realidad y colaborar con instituciones y organizaciones que apoyan a niños, jóvenes y familiares afectados por esta enfermedad, se desarrollará desde las nueve de la mañana y contará además con diversos talleres para niños y adultos.

    El precio de la inscripción en la carrera será de cinco euros y se organizarán distintas series clasificatorias. Los niños participantes podrán hacerlo acompañado en todo momento de un adulto. Para ello se deberá de enviar un mail a pateandoalcancer@gmail.com.

    La Fundación de la Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas (SEHOP) es una institución sin ánimo de lucro que tiene por objeto desarrollar y potenciar la investigación clínica de esta especialidad médica, además de dar apoyo social a los niños afectados por el cáncer y a sus familias.

    El fundamento de la fundación se halla en la experiencia de la Sociedad Española de Oncología y Hematología Pediátricas, que reúne a oncólogos y hematólogos pediatras, cirujanos pediátricos y radioterapeutas españoles comprometidos en el estudio y el tratamiento del cáncer infantil.

    La Fundación Aladina es una entidad privada sin ánimo de lucro creada en 2005 con el objetivo de ayudar a niños y adolescentes enfermos de cáncer y a sus familias, proporcionándoles apoyo integral. Esta iniciativa surge de la experiencia personal de Paco Arango, que a lo largo de 5 años acudió semanalmente como voluntario al Hospital Infantil Universitario Niño Jesús.