29 de octubre de 2020
13 de enero de 2010

El colegio Helicón (Madrid) instala medio centenar de papeleras e islas ecológicas para concienciar sobre el reciclaje

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El colegio Helicón de Valdemoro (Madrid) ha instalado medio centenar de papeleras e islas ecológicas para concienciar en la recogida selectiva, el reciclaje y el espíritu ecológico a sus 1.300 alumnos.

Los impulsores de la iniciativa informaron de que han decidido invertir parte de la subvención que recibieron al ganar el concurso 'Tú puedes hacer', promovido por la Obra Social Caja Madrid, en adquirir nuevos elementos para promover la recogida selectiva entre los estudiantes.

En concreto, en las zonas exteriores y en los accesos al centro educativo se han instalado unas 30 papeleras modelo Sidney de la empresa Cervic Environment con un diseño especialmente creado para que su uso sea intuitivo. Las papeleras cuentan con tres módulos distintos que permiten la separación adecuada de papel, envases y vidrio para ser reciclados posteriormente.

Los colores e indicativos del soporte permiten identificar rápidamente cada tipo de desperdicio, con lo que su uso se ajusta al perfil del público del centro, que abarca desde los 3 hasta los 16 años.

Además, el colegio Helicón también ha incorporado elementos para la recogida selectiva en interior con el objetivo de atender las necesidades del personal docente y auxiliar. Así, el centro ha adquirido 10 papeleras de inferior tamaño para la sala de profesores y 10 islas ecológicas para la zona del comedor para completar el sistema integral de reciclaje.

La estrategia ecológica incluye también un apartado educativo, con el objetivo de enseñar a los niños de edades más tempranas a identificar los distintos tipos de residuos así como el contenedor en los que se deben depositar. Para ello, se han suministrado también 150 unidades del 'Eco Peques Pack', un kit que incluye tres papeleras automontables de cartón que permiten la correcta separación de desechos.

Cada una de las papeleras incorpora dibujos que explican de manera gráfica y sencilla los tipos de basuras que existen y en qué contenedores pueden depositarse. Las ilustraciones se han planteado para que los niños puedan colorearlas en azul, amarillo y verde, de forma que conozcan qué tonalidad está asociada a cada residuo (papel y cartón en el contenedor azul, envases en el amarillo y vidrio en el verde).