27 de febrero de 2021
14 de marzo de 2008

La Comunidad de Madrid retira del mercado una batidora por presentar riesgos para los consumidores

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha retirado una batidora "peligrosa" que se encontraba en fase de distribución por presentar riesgos para los consumidores, según informó hoy la Consejería de Economía y Consumo durante la presentación de una guía sobre los derechos de los consumidores.

En concreto, la batidora --en realidad, un robot de cocina-- 'Kejun Juice Mixer' incluye piezas que se desmontan solas, presenta defectos de construcción que comporta riesgo de cortes y heridas a los consumidores y presenta un defecto en la conexión de la red y los cables flexibles exteriores, lo que puede provocar un shock eléctrico, según informó un portavoz de la Consejería de Economía y Consumo. Además, las instrucciones del utensilio no se presentan en español.

El producto, cuyas piezas "no encajan", ha sido incluido en la categoría de los productos de "más alto riesgo". Así, desde la Consejería se advirtió la peligrosidad que representa el artículo para los niños especialmente, ya que el aparato puede accionarse con la cuchilla sin protección, comportando así "riesgo grave de accidente".

La Comunidad detectó la "peligrosidad" del utensilio en una inspección, que fue confirmada posteriormente por el laboratorio de electrotecnia de la Universidad Politécnica, encargado de analizar los productos cuando se presentan sospechas sobre posibles riesgos.

Según informó la Comunidad, la administración no ha tenido conocimiento de ningún accidente con este artículo y señaló que el utensilio se captó en fase de distribución, por lo que "confían en que el producto no se haya comercializado en muchos locales".

El pasado año se retiraron del mercado más de 250.000 unidades, por lo que la Consejería incidió en el conocimiento que deben tener los consumidores acerca del producto, que entiendan las instrucciones, escuchen los consejos básicos que aporta la Comunidad y pidió la puesta en contacto con la Dirección General de Familia en caso de cualquier problema con un producto.

Por todo ello, el Gobierno Regional pidió precaución y alertó a los consumidores "para que no compren el producto".

La Comunidad detecta estos productos "peligrosos" a través de denuncias, de las alertas desde los propios distribuidores y empresarios de la comunidad, de los consumidores y de las inspecciones.

GUÍA SOBRE DERECHOS DE LOS CONSUMIDORES.

El consejero de Economía y Consumo, Fernando Merry del Val, presentó hoy una guía sobre los derechos de los consumidores orientada a la familia, que responde a "las principales cuestiones que preocupan a las familias madrileñas".

Así, Merry del Val informó que en Madrid hay 6.000.000 de consumidores y que esta guía ayudará a los madrileños a que "conozcan y defiendan sus derechos y a que sepan cómo deben consumir".

Finalmente, animó a los ciudadanos a acudir a la carpa que la Comunidad ha dispuesto para los madrileños, en la que ofrece puntos de información personal y actividades informativas y de carácter lúdico.