24 de enero de 2020
  • Jueves, 23 de Enero
  • 5 de marzo de 2013

    Condenado un hombre por pegar a su perra de tres meses hasta matarla

    MÁLAGA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia de Málaga ha confirmado la condena a un hombre por un delito de maltrato animal por dar patadas y golpear a su perra de tres meses contra el suelo hasta matarla, aunque rebaja la pena impuesta inicialmente por un juzgado, que era de nueve meses de prisión, dejándola en tres meses de cárcel, al estimar parcialmente el recurso de la defensa del acusado.

    Los hechos sucedieron en junio de 2012. Según consta en la sentencia de la Sala, a la que ha tenido acceso Europa Press, el Juzgado de lo Penal número 1 de Málaga consideró probado en su resolución que el acusado "de manera injustificada propinó numerosas patadas en la cabeza y abdomen" a la perra, de la que era dueño, y que tenía en ese momento tres meses de edad.

    Asimismo, la elevó con la cadena "dejándola caer fuertemente contra el suelo de manera reiterada hasta ocasionarle la muerte". Por estos hechos, se le condenó por un delito de maltrato animal a la pena de nueve meses de prisión, aunque la defensa del hombre presentó un recurso de apelación, alegando que "no existe constancia fehaciente" de que éste fuera autor del delito.

    Así, su representación legal argumentó que había contradicciones entre lo manifestado por el acusado y los testigos presenciales y, sobre todo, entre éstos, haciendo hincapié en que no se aportó la grabación que hizo una de las testigos con el móvil y que mostró a la Policía cuando denunció los hechos. Frente a esto, el Tribunal señala que hay prueba de cargo contra el acusado.

    La Sala concluye que no hay contradicciones destacables en los testigos, que "actuaron como buenos ciudadanos al presenciar unos hechos tan crueles y denunciarlos". Además, se indica que aunque en el escrito de defensa se presenta al acusado como "un amante de los animales que sacó a su mascota a pasear y como se negaba a caminar, le empujaba levemente", esto se vio contradicho por los testigos.

    Al respecto, se añade, dice el Tribunal, el hecho objetivo de que el animal falleció, lo que "no se habría producido si el acusado --con antecedentes por violencia de género--, lo hubiese tratado con el cariño que afirma". La Sala rebaja la pena porque excede a la que el fiscal pidió en sus conclusiones definitivas, que fue de tres meses de prisión.