30 de mayo de 2020
1 de julio de 2008

Consum invierte 33 millones de euros en una nueva sede que integra su "compromiso con el desarrollo sostenible"

Camps afirma que la distribución y la logística son "puntales necesarios para seguir viendo el futuro con tranquilidad y confianza"

VALENCIA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

La cooperativa valenciana Consum ha invertido más de 33 millones de euros en la construcción de su nueva sede central, de los que 16 se han destinado a nuevas tecnologías e innovación, principalmente en el nuevo silo automatizado de la planta de distribución. El diseño de esta instalación, ubicada en Silla (Valencia), integra "los valores cooperativos de compromiso con el desarrollo sostenible".

Así lo aseguró el director general de Consum, Juan Luis Durich, durante la inauguración del edificio, en la que estuvo acompañado por el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, la consellera de Industria, Comercio e Innovación, Belén Juste, y la de Agricultura Pesca y Alimentación, Maritina Hernández, así como el alcalde de Silla, Francesc Baixauli, y diversos representantes empresariales.

Durich explicó que el "moderno edificio" dispone de más de 5.000 metros cuadrados de oficinas en las que trabajan más de 400 personas y en las que se han instalado los sistemas de gestión "más modernos" con el fin de "facilitar la gestión a una red de más de 570 tiendas".

Asimismo, destacó la "absoluta confianza" en la profesionalidad de los 9.000 socios trabajadores para "dar respuesta a las necesidades organizativas de la mayor cooperativa de todo el arco mediterráneo, con más de 30 años de continuo crecimiento".

El diseño del edificio, configurado en forma de 'E', permite aprovechar "al máximo" la luz natural en todas las dependencias y cuenta con placas ubicadas en el techo del mismo para el suministro de agua caliente. Además, la orientación de las dependencias "minimiza la energía necesaria para la climatización", puntualizó Durich.

LA ACTIVIDAD SE TRIPLICA.

El director general de Consum también resaltó la puesta en marcha del nuevo almacén automatizado de producto seco, emplazado junto a la sede central, que dispone de una superficie de 3.000 metros cuadrados construidos y 30 metros de altura y que "permite triplicar la actividad de la antigua plataforma de distribución".

Según Durich, se trata de "uno de los más modernos de España" ya que es capaz de albergar más de 18.300 palés de forma combinada, tanto medios como enteros, "una característica que por primera vez reúne un silo automatizado".

Por último, Juan Luis Durich insistió en la "importancia que tiene para la Comunitat albergar sedes de grandes empresas, porque supone que las decisiones se tomen desde aquí y porque el trabajo especializado genera empleo estable y de calidad para los ciudadanos de la región" además de subrayar que, en este caso, la proximidad convierte a Consum en "un gran puntal de la industria alimentaria".

"PUNTAL PARA EL FUTURO".

En este sentido, el presidente de la Generalitat señaló que Consum es "garantía para un sector básico clave de nuestra economía como es el agroalimentario", el cual, según explicó, genera en torno al 10 por ciento de la riqueza de la Comunitat, crea cerca del 15 por ciento de los puestos de trabajo y "tiene en la distribución y en la logística un puntal, necesario y fundamental, para seguir viendo el futuro con tranquilidad y confianza".

Igualmente, se refirió a la cooperativa como "la garantía para muchas empresas que también están ligadas al proyecto Consum", el cual, a su juicio, "demuestra que un proyecto cooperativo tiene las mismas opciones de competir en un mercado global y exigente". Por ello, Camps se mostró "gratamente impresionado" con las instalaciones, que consideró "complicadas" porque "la logística maneja centenares de miles de productos en unidades diferentes".

"Cuando hablamos de modernización, investigación, logística y distribución, hablamos de todo lo que hace que nuestra economía siga teniendo futuro y asumiendo los retos que la historia nos va poniendo", aseveró Camps, que puso el proyecto de Consum como ejemplo de este paradigma y aseguró que "dispone de capacidad para poder competir con cualquier empresa del mundo que se dedique a la distribución de alimentos".

Para el presidente, se trata de "un nuevo salto, no tecnológico, sino de organización" y destacó que Consum es una empresa "muy bien organizada y perfectamente orientada en este proceso, en el que corresponde añadirle el valor de la cualificación".