9 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

La crisis aumenta la importancia de la sostenibilidad, según un estudio

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La crisis aumenta la importancia de la sostenibilidad y el 93 por ciento de los directivos cree que en diez años ésta estará plenamente integrada en su actividad empresarial y se convertirá en un "factor clave" para el éxito de sus empresas en el futuro inmediato, según se desprende del informe 'Una nueva era de sostenibilidad: Encuesta 2010 a CEOs Pacto Mundial de Naciones Unidas-Accenture'.

Así, señala que en apenas diez años la sostenibilidad estará plenamente integrada en la actividad, procesos y sistemas de las organizaciones, además de en las cadenas de suministro globales y locales, según este estudio conjunto elaborado por el Pacto Mundial de Naciones Unidas y Accenture, que ha contado con la opinión de 766 presidentes y consejeros delegados de todo el mundo.

En concreto, resalta que la crisis económica no ha debilitado el compromiso corporativo en materia de sostenibilidad y sí parece haber conseguido el efecto contrario: el 80 por ciento de los directivos afirma que la crisis ha incrementado la importancia de la sostenibilidad.

Además, indica que muchas compañías consideran a la sostenibilidad como un factor clave para fomentar el crecimiento en nuevos mercados con la vista puesta en la recuperación económica y determinan que, en un momento en el que las empresas deben hacer frente a los retos planteados por la crisis, ésta debe identificarse como una fuente de reducción de costes y aumento de ingresos.

Igualmente, añade que, en 2007, el 50 por ciento de los directivos declaró que los temas de sostenibilidad se habían integrado en la estrategia y en las operaciones de su empresa. En el informe de 2010, este porcentaje se dispara hasta el 81 por ciento, a pesar de la complejidad de los retos globales, y en los últimos tres años, se han realizado progresos al pasar de la fase de desarrollo a la aplicación real de una estrategia de sostenibilidad.

Según las conclusiones de este estudio, hay tres atributos corporativos --marca, confianza y prestigio-- a los que los directivos conceden una especial importancia a la hora de actuar en materia de sostenibilidad.

En este sentido, el 72 por ciento los identificó como uno de sus principales factores de motivación, seguidos por el potencial aumento de ingresos y reducción de costes (44 por ciento), la motivación personal (42 por ciento), la demanda del consumidor y del cliente (39 por ciento) y el compromiso y la capacidad para retener empleados (31 por ciento).

"Lograr una mayor sostenibilidad medioambiental y social lleva tiempo, requiere esfuerzo y un sincero compromiso por parte de los líderes", según el director ejecutivo del Pacto Mundial de Naciones Unidas, Georg Kell.