6 de abril de 2020
25 de agosto de 2008

Ecologistas denuncian que el incendio de Vandellós II fue fruto de un escape de hidrógeno y piden transparencia al CSN

MADRID, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

Las organizaciones Ecologistas en Acción y Greenpeace denunciaron hoy que el incendio que tuvo lugar ayer en la sala de turbinas de la central nuclear de Vandellós II fue fruto de un escape de hidrógeno, según pudieron conocer a través de "fuentes bien informadas", por lo que pidieron "transparencia" al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Así, en un comunicado, aseguran que la deflagración se produjo al entrar en contacto el hidrógeno con el oxígeno del aire y solicitan al organismo regulador que publique las causas del incendio y aclare los fallos ocurridos en la sala de turbinas de la central antes del accidente.

En este sentido, estas organizaciones esperan que el CSN permita la entrada de observadores independientes a la central de Vandellós II, para verificar el estado en el que han quedado los equipos del edificio siniestrado, y comprobar si el incendio fue "de pequeñas dimensiones" y "pequeño en extensión", tal y como declaró el subdirector general de emergencias del CSN, Eugenio Gil.

Asimismo, reclaman al CSN la elaboración de un informe con el registro histórico de incidentes y de fallos de la turbina, de los posibles casos de fugas de hidrógeno o de problemas técnicos de Vandellós II, y reiteran su preocupación por la importancia del incidente ya que "también fue un incendio en la sala de turbinas, el que estuvo a punto de provocar un escape radiactivo al exterior", que provocó el cierre de la central de Vandellós I.

Por su parte, el portavoz de WWF/Adena, Juan Carlos del Olmo, dijo a Europa Press que apoya las peticiones de Greenpeace y Ecologistas en Acción, y consideró que, después de los sucesos de este año, el CSN "ha perdido toda su credibilidad".

"Con este incendio Vandellós II se suma a la larga lista de centrales que han sufrido algún accidente este año. Todos estos sucesos no hacen sino confirmar nuestra idea de que el futuro no se puede basar en una energía sucia suministrada por centrales obsoletas e inseguras que deberían cerrarse cuanto antes", concluyó.