23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • Lunes, 21 de Octubre
  • Domingo, 20 de Octubre
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 24 de febrero de 2018

    Las empresas se alían con sus proveedores para generar nuevas oportunidades

    Las empresas se alían con sus proveedores para generar nuevas oportunidades
    FUNDACIÓN SERES

       El 76% de compañías analizadas por Fundación SERES y Deloitte cuenta con un plan para extender políticas de RSC en su cadena de valor

    MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

       Las empresas están desarrollando estrategias para convertir riesgos en oportunidades junto con a sus proveedores, según constatan varios expertos consultados por Europa Press a raíz de una serie de jornadas celebradas recientemente por Fundación SERES en las que se abordó esta cuestión.

       Como recogen los Principios Rectores de Empresas y Derechos Humanos de la ONU, la identificación y gestión de los riesgos asociados a la cadena de suministro son una responsabilidad inherente de cada empresa, con el objetivo de prevenir reduciendo cualquier vulnerabilidad y asegurando una continuidad eficiente en la cadena de suministro.

       Asimismo, la relevancia que tiene para las empresas las acciones de RSE extendidas hacia los proveedores, se constata en el IV Informe del impacto social de las empresas de Fundación Seres y Deloitte, en el que se señala que el 76% de las compañías analizadas (16 puntos porcentuales más respecto al informe anterior) dispone de un plan para extender las políticas de RSE en su cadena de valor.

       En declaraciones a Europa Press, la subdirectora general Fundación SERES, Lucila García, ha asegurado que se "están dando pasos decididos en materia de sostenibilidad dentro las compañías, aunque es necesario trasladarlas también al resto de la cadena de suministro".

       En este sentido, señala que desde Fundación SERES perciben una evolución en el que el riesgo "ha pasado a convertirse en una oportunidad para entender mejor las necesidades locales, para experimentar una mejora en las relaciones con un grupo de interés muy relevante dentro de las compañías". "Esto, sin lugar a dudas, supone un claro impacto positivo en las empresas y las convierte en tractoras de buenas prácticas", asegura.

       En cuanto a las herramientas a las que recurren tradicionalmente las empresas para evaluar a sus proveedores, García hace referencia al codesarrollo entre empresas y proveedores, "vistos como aliados y como generadores de valor para la compañía", a los que se suman las alianzas estratégicas, "el segundo factor esencial para garantizar esa evolución de riesgos hacia oportunidades".

       "Hasta el momento las auditorias habían sido una herramienta utilizada, pero sin duda, ayuda más una componente variable respecto a la calidad ética de los productos", apostilla.

       La subdirectora de la Fundación SERES enfatiza en que la creación de valor de las compañías "es un activo esencial para generar garantías e innovación con una apuesta permanente por el largo plazo". "Sin duda hablamos más bien de ADN responsable de las compañías, más que de sus dimensiones. Lo verdaderamente relevante es generar soluciones eficientes, eficaces y escalables al tiempo que sostenibles", afirma.

       En este sentido, el pasado mes de enero, Fundación SERES reunió los testimonios de empresas como Ford, Grupo Ebro Foods, El Corte Inglés, Orange, Vodafone o Telefónica en una jornada celebrada en Madrid para ilustrar la relevancia de los proveedores en las compañías. Precisamente estas tres últimas participan en la iniciativa 'Joint Audit Cooperation' (JAC), que busca evitar la sobrecarga a los proveedores y la duplicación de esfuerzos a través de alianzas.

       En declaraciones a Europa Press, la directora de Sostenibilidad y Gestión de Intangibles de Telefónica Geert Paemen argumenta que "la promoción de la sostenibilidad en la cadena de suministro a través de esta iniciativa sectorial tiene mucho sentido, ya que la mayoría de las Telco trabajamos con los mismos proveedores y todos estamos involucrados en aumentar los estándares sociales y medioambientales de nuestra cadena de valor".

       "La iniciativa JAC nos permite colaborar con los proveedores en pro de unos estándares comunes, a cumplir no solo por nuestros proveedores directos, sino también aguas abajo en la cadena de valor, donde a veces se pierde la pista de quien y como se ha producido un componente o un material", explica.

       A su juicio, "todos debemos ser conscientes de que la revolución digital ha multiplicado la fabricación de equipos y dispositivos en zonas geográficas en las que dichos estándares no siempre son tan elevados como en España, y tenemos el deber como sector de vigilar la falta de respeto hacia derechos fundamentales internacionalmente reconocidos o la protección del planeta".

       "Al colaborar todos juntos como sector, es más fácil tener visibilidad sobre dónde están los riesgos y cómo podemos colaborar en minimizarlos", enfatiza.

    TRASLADAR ESTÁNDARES DE NEGOCIO RESPONSABLE A PROVEEDORES

       En cuanto al papel de los proveedores en la política de RSE de Telefónica, afirma que es "clave porque representan una parte muy importante de la cadena de valor del producto o servicio que al final llega al cliente". "Es bueno y necesario que en Telefónica cumplamos unos estándares propios, pero es igualmente importante que podamos trasladar estos estándares de negocio responsable a nuestros proveedores y socios comerciales, para que el impacto en el producto o servicio final sea mayor", defiende.

       Respecto a la evolución experimentada en los últimos años, relata que han ido pasando "de una relación en la que contractualmente exigíamos a nuestros proveedores el cumplimiento de unos estándares determinados, a una relación basada en un compromiso mutuo con la sostenibilidad, con el convencimiento de que a largo plazo es bueno para el negocio y para la relación con el proveedor".

       "Con los proveedores más relevantes o estratégicos incluso se puede llegar a plantear una colaboración que promueve la innovación en materia de sostenibilidad", subraya.

       "Un buen ejemplo en el que estamos consiguiendo una relación de colaboración mutua es el sello Eco Rating con el que Movistar informa a los clientes sobre el nivel de sostenibilidad que tiene cada dispositivo que vende --prosigue--. Se basa en una cooperación con los proveedores de teléfonos móviles que someten sus dispositivos a una valoración independiente en base a criterios medioambientales y sociales, a la vez que se involucra a los ciudadanos para fomentar el uso y el consumo responsable".

       Como afirma la directora de Sostenibilidad y Gestión de Intangibles de Telefónica, los riesgos en la cadena de suministro "son múltiples y, dependiendo de las características del servicio o producto o de la procedencia del mismo, pueden estar relacionados con el cumplimiento de estándares éticos, laborales, sociales o medioambientales, o con el cumplimiento hacía el cliente de ciertos estándares en materia comercial o de confianza digital".

       "Las oportunidades se encuentran allí donde se consigue dar un paso más allá del simple cumplimiento y colaborar con los proveedores en plantear unos objetivos de más largo plazo, para innovar juntos y conseguir ahorros energéticos, reducción de emisiones, mayor satisfacción laboral y compromiso, etc", concluye.