3 de julio de 2020
25 de mayo de 2020

Familia Torres reduce en un 30% las emisiones de CO2 un año antes del objetivo

Familia Torres reduce en un 30% las emisiones de CO2 un año antes del objetivo
Placas fotovoltaicas de Familia Torres. - FAMILIA TORRES

BARCELONA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Familia Torres ha reducido en un 30% sus emisiones de CO2 por botella en todo el alcance, desde la viña hasta el consumidor, respecto a 2008, de modo que ha conseguido este objetivo un año antes de lo previsto, según la auditoría de la huella de carbono correspondiente al año 2019.

La bodega familiar del Penedès, que este año cumple su 150 aniversario, se ha fijado como nueva meta reducir las emisiones de CO2 por botella en un 55% en 2030 respecto a 2008, ha informado en un comunicado este lunes.

El presidente de Familia Torres, Miguel A. Torres, ha destacado el esfuerzo que ha hecho la compañía para alcanzar este objetivo: "Ahora debemos intensificar aún más nuestras acciones ambientales para mitigar el calentamiento global y también para proteger la viticultura".

A la reducción de emisiones, han contribuido varios factores como trabajar con proveedores con una menor huella de carbono, el uso de energías renovables, medidas de eficiencia energética y movilidad sostenible, además de la reducción del peso de las botellas.

Familia Torres cuenta con una caldera de biomasa en su principal bodega de Pacs del Penedès (Barcelona), que le ha permitido rebajar el consumo de gas en un 95%, además de placas fotovoltaicas que se ampliarán este año con 100 kW de autoconsumo y que se sumarán a los más de 1.500 kW de energía fotovoltaica que abastecen las distintas bodegas de su propiedad en España.

Asimismo, el 80% de los vehículos de la bodega son híbridos o eléctricos y se ha adquirido otro tren eléctrico-solar para utilizar en las visitas a la bodega del Penedès en substitución al que tenía de gasoil.

También está estudiando la viabilidad del uso de tractores eléctricos en el campo, con los que hizo un ensayo a principios de año.

Así, la compañía trabaja en evitar las emisiones de CO2, pero también en capturar los gases que están en la troposfera y que son los causantes del calentamiento global.

TORRES & EARTH

Para ello, se está abordando la reforestación de un extenso fundo en la Patagonia chilena de 6.000 hectáreas, que se inició en 2019 y que permitirá capturar 10.000 toneladas de CO2 al año.

También se están impulsando las tecnologías CCR (Carbon Capture Reuse) para capturar y reutilizar el dióxido de carbono que se libera durante la fermentación del vino, que continúan siendo objeto de estudio por parte del departamento de cambio climático de Familia Torres.

Estas acciones se enmarcan en el programa ambiental Torres & Earth que la bodega implementó en 2008 ante la evidencia del cambio climático y al que destina cada año el 11% de sus beneficios.

Además, en 2019, Familia Torres y Jackson Family Wines de California impulsaron el grupo International Wineries for Climate Action (IWCA), que pretende aglutinar aquellas bodegas con un compromiso real de reducción de emisiones para descarbonizar el sector del vino.