5 de agosto de 2020
14 de julio de 2020

La Fundación Botín invirtió 22 millones el año pasado, un 6,8% más

Este 2020 se verá "sensiblemente reducida" por la pandemia y aunque el año se afronta con "incertidumbre" se mantendrán las ayudas a instituciones cántabras

La Fundación Botín invirtió 22 millones el año pasado, un 6,8% más
Presentación de la Memoria de 2019 - FUNDACIÓN BOTÍN

SANTANDER, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Botín invirtió el año pasado cerca de 22 millones de euros, lo que supone un 6,8% más que en 2018, cuando la cifra fue de 20,6 millones. Del total, 14,8 se destinaron al Centro Botín y el resto a las diferentes áreas de educación, fortalecimiento institucional, ciencia, desarrollo rural, observatorio del agua y colaboraciones.

En cuanto al Centro Botín, el número de visitantes bajó de los más de 200.000 del ejercicio anterior a los 186.000 de éste, que asistieron a sus más de 250 actividades y exposiciones.

De ellos, en torno al 50% fueron cántabros, el 40% españoles del resto de comunidades autónomas (especialmente de Madrid, País Vasco, Castilla y León y Asturias) y el resto, un 10%, extranjeros. En total, las visitas procedieron de 95 países

Un total de 145.256 personas disfrutaron de las exposiciones y 41.350 participaron en actividades culturales en torno a las artes plásticas, la música, la literatura, el cine, el teatro y la danza. El cómputo general se completa con las 141.740 personas que ya cuentan con su pase permanente (7.599 de ellos fueron emitidos en 2019), los 3.428 Amigos del Centro Botín, más de 60 voluntarios, 5 socios estratégicos, 14 instituciones colaboradoras y 6 empresas asociadas.

Estos datos han sido facilitados por el director general de la Fundación, Íñigo Sáenz de Miera, que ha presentado este martes en rueda de prensa la Memoria de 2019 de la entidad y ha destacado la importancia que ha cobrado su actividad social y cultural durante la pandemia del coronavirus.

En este sentido, ha destacado que los objetivos de los programas sociales de la Fundación Botín están "más vigentes que nunca" tanto porque contribuyen a generar desarrollo sostenible a largo plazo como porque responden a cuestiones que el Covid ha demostrado que son "de primera necesidad", como el arte y la cultura, tal y como se ha visto reflejado en su "brutal" consumo online estos últimos meses.

La educación también será un "factor clave" en la recuperación de España tras la crisis sanitaria, según Sáenz de Miera, que ha indicado que la inteligencia que España necesita ahora es la emocional y social. En esta línea, la Fundación lleva más de 15 años trabajando con niños y jóvenes desde el programa Educación Responsable, con una red formada ya por 401 centros y del que se beneficiaron en 2019 más de 12.000 profesores y cerca de 200.000 alumnos de España, México, Chile y Uruguay.

La Fundación Botín también trabaja desde hace más de diez años en el fortalecimiento de las instituciones públicas y sociales, "claves" igualmente en esta etapa de recuperación al ser un "motor" del desarrollo económico y social. A través del Programa para el Fortalecimiento de la Función Pública en América Latina contribuye a fortalecer el sector público de la región por medio de una red de jóvenes servidores formada por más de 350 miembros de 20 países, que tuvo su primer encuentro general en Cartagena de Indias en diciembre de 2019, con motivo del décimo aniversario del programa.

Por otro lado, y con el objetivo de fortalecer el sector social español, el programa Talento Solidario también lleva más de diez años impulsando el proceso de transformación de más de 250 organizaciones sociales que "están logrando mejorar de forma muy significativa su eficiencia e impacto social".

En este sentido, el director general de la Fundación ha destacado como novedad en 2019 el "reto" de acompañar a las organizaciones en su proceso de transformación digital, algo que también en esta crisis se ha demostrado que "no es solo necesario, sino urgente".

Por otro lado, se actúa en el medio rural con un programa enfocado hasta ahora en cambiar la tendencia de la despoblación en el Valle del Nansa y mediante el que se han generado 47 iniciativas empresariales en la zona, cinco de ellas en el 2019. Ahora se está trabajando para desarrollar un proyecto similar en Valderredible.

Por último, Sáenz de Miera ha señalado que la ciencia y la transferencia tecnológica en biomedicina es el ámbito económico y social que "ha pasado a ser más central durante estos últimos meses", y es "una de las apuestas clave de la Fundación Botín desde hace ya casi veinte años".

De hecho, su programa Mind the Gap ha creado 13 'startups' desde su puesta en marcha (las tres últimas en 2020), de las cuales 12 siguen activas y desarrollan productos y servicios médicos.

"INCERTIDUMBRE" PARA 2020

Tras presentar la Memoria y hacer un repaso de las actuaciones de la entidad en 2019, el director general de la Fundación se ha referido a este 2020 como un año lleno de "incertidumbre" tanto de cara a la programación como al presupuesto.

Así, ha avanzado que la inversión será "sensiblemente menor" que la de 2019 por la pandemia --aunque se desconoce dado que los ingresos dependen de los dividendos del Banco Santander--, pero que se mantendrán todos los programas y se podrá variar su intensidad en función a esos ingresos.

En este sentido, ha asegurado que se mantendrán al "cien por cien" las ayudas que da la Fundación a instituciones de Cantabria, ya que es "el único área que no se ha tocado".

En cuanto a la programación tanto del Centro Botín como de los proyectos que pone en marcha la entidad cada año, ha indicado que "se está ajustando, pero tampoco está mal", y se están manteniendo algunas acciones aunque se desconoce si finalmente se podrán llevar a cabo.

Contador

Para leer más


Lo más leído