26 de mayo de 2020
9 de abril de 2020

Fundación Mutua de Propietarios distribuye alimentos a personas con movilidad reducida a través de Cruz Roja

Fundación Mutua de Propietarios distribuye alimentos a personas con movilidad reducida a través de Cruz Roja
Foto recurso de ascensor - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Mutua de Propietarios, en el marco de su proyecto Más #Supervecinos que nunca, ha anunciado que suministrará alimentos a personas con movilidad reducida de Madrid y Barcelona, una iniciativa que se realizará con la colaboración de Cruz Roja.

En concreto, se llevará a cabo a través del llamamiento 'Cruz Roja Responde' que busca identificar a personas en situación de vulnerabilidad frente al coronavirus y realizar intervenciones domiciliarias, siempre manteniendo las pautas de seguridad y de prevención de Covid-19.

En España, más de 1,8 millones de personas con movilidad reducida precisan de ayuda para salir de sus casas y alrededor de 100.000 personas no lo hace nunca, según un estudio de Fundación Mutua de Propietarios en colaboración con la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE).

A raíz de estos datos, la Fundación Mutua de Propietarios inició el pasado mes de octubre #Supervecinos, una campaña de concienciación social que, a través de la historia real de una persona con movilidad reducida residente en un edificio no accesible, deseaba llamar la atención sobre este colectivo.

"En estos momentos de confinamiento es más importante que nunca identificar a los vecinos con movilidad reducida que residen en tu edificio y hemos querido aportar nuestro granito de arena con esta iniciativa, para que entre todos seamos más supervecinos que nunca", ha afirmado la vicepresidenta Ejecutiva de la Fundación Mutua de Propietarios, Laura López Demarbre.

El llamamiento Cruz Roja Responde pretende alcanzar a más de 1,3 millones de personas en riesgo de exclusión por la crisis al Coronavirus, identificando los casos de personas con situaciones difíciles y poniendo a su disposición la capacidad de la entidad para hacer frente a la emergencia en distintos tipos y niveles, y en coordinación con las autoridades competentes.

"La falta de accesibilidad en el edificio ya había convertido en cárceles a muchos hogares españoles para las personas con movilidad reducida. Pero la situación de estas personas se ha agravado aún más debido al estado de confinamiento ya que ahora no pueden contar con la ayuda de familiares o amigos para realizar sus tareas habituales", explica López Demarbre.

Para tratar de solventar su situación, los principales recursos utilizados por las personas con movilidad reducida eran la ayuda de familiares y amigos (73%) o personal profesional de apoyo (22%) aunque un 7% no disponía de apoyo, como señala Fundación Mutua de Propietarios.