25 de febrero de 2021
26 de enero de 2021

Fundaciones en España: cerca de 43,71 millones de beneficiarios en 2019

Fundaciones en España: cerca de 43,71 millones de beneficiarios en 2019
Portada del informe 'El sector fundacional en España: Atributos fundamentales (2008-2019)' de la Asociación Española de Fundaciones (AEF) - AEF

   España cuenta con 9.218 fundaciones con actividad regular, en las que, directa o indirectamente, trabajan más de 475.000 personas

   MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

   Cerca de 43,71 millones de personas se han visto beneficiadas de la labor fundacional en España en 2019, según se desprende del informe 'El sector fundacional en España: Atributos fundamentales (2008-2019)' presentado por la Asociación Española de Fundaciones (AEF) y realizado por los investigadores Simón Sosvilla Rivero (Universidad Complutense de Madrid), Gregorio Rodríguez Cabrero (Universidad de Alcalá) y María del Carmen Ramos Herrera (Universidad Autónoma de Madrid).

   Este trabajo supone la cuarta entrega, correspondiente al periodo 2008-2019, de la serie realizada por el Instituto de Análisis Estratégico de Fundaciones (INAEF) de la Asociación Española de Fundaciones (AEF). Ha sido realizado con la información disponible en la AEF y en las bases de datos públicas.

   El informe refleja que los beneficiarios directos netos estimados de las fundaciones españolas han ido aumentando en el periodo analizado hasta alcanzar un máximo de 43,71 millones de beneficiarios en 2019, una cifra incrementada tras la gran demanda social derivada de la crisis por la pandemia.

   Entre 2008- 2019, se ha multiplicado por 2,45 el número de beneficiarios lo que pone de relieve el papel del sector fundacional a la hora de hacer frente al conjunto de necesidades sociales y económicas derivadas de la doble recesión experimentada en España en 2008 y 2009 y la posterior expansión hasta 2019, lastrada por una austeridad presupuestaria que ha generado nuevas y mayores necesidades sociales en términos cuantitativos y cualitativos.

   Si en 2008 el volumen de personas objeto de la actividad fundacional fue de 17,8 millones, en 2019 es de 43,7 millones, un incremento de 25,9 millones. Solo entre 2008-2014, período de mayor impacto de la crisis económica, la población a la que las fundaciones dieron algún tipo de respuesta se incrementó en 17,8 millones.

   Una parte de la explicación de este incremento reside en el hecho de que se ha producido una transición relativa desde un perfil decreciente de fundaciones finalistas (por ejemplo, actividades de inclusión laboral y educativa) a otro perfil dominante de fundaciones generalistas, lo que supone una mayor cobertura o respuesta a las demandas de la población general (en el caso de la actividad cultural y de medio ambiente). Un indicador importante de la actividad es el de las fundaciones que atienden a más de 1.000 personas: en 2008 era el 38,2% de las fundaciones, incrementándose al 65% en 2019.

   Por comunidades autónomas, Cataluña, Madrid y Andalucía son las tres regiones con mayor número de beneficiarios netos, con 16.302.115, 7.690.290 y 3.513.027 millones de usuarios respectivamente. Las dos primeras han dado cobertura a un promedio del 55,92% de los beneficiarios del sector fundacional en España en los años citados.

   En términos generales, los principales usuarios de las fundaciones (el 73,93% en 2019) son las personas físicas y, dentro de esa categoría, el colectivo más importante es el de público en general (el 21,8%), seguido de las personas en situación de exclusión social (el 18%), los/as estudiantes (14,5%) y afectados por enfermedades (el 10,2%). La atención a personas adictas a diferentes consumos de drogas, que tuvo mucho peso en las últimas décadas del siglo XX, se ha reducido relativamente como actividad importante.

   Durante ese mismo año, 2019, un 26,1% de las fundaciones realizaban actividades que beneficiaban a personas jurídicas. Dentro de este grupo, destacan como beneficiadas otras entidades no lucrativas con el 32,5%, seguidas de otras entidades (con el 30,7%) y las entidades públicas, con el 15,9%.

   El sector fundacional interviene en diferentes áreas de actividad que, por sectores, son: Cultura y ocio (38,9%), Educación e investigación (21,7%), Medio ambiente (10,3%), Servicios sociales (9%); Desarrollo y la vivienda (7,3%), Sanidad (5,4%), Actividades internacionales (4,4%), Actividades empresariales (2,5%) y Actividades religiosas (0,96%)

   En 2019 había en España 14.729 fundaciones, 1.395 más que en 2008. De ellas, 9.218 tienen actividad regular. Casi la mitad (el 48,8%) se han constituido entre 2003 y 2019. Existen 20 fundaciones por cada 100.000 habitantes y casi el 50% de ellas tienen su sede social en Cataluña o la Comunidad de Madrid. El 38,6% tiene un ámbito de actuación autonómico; el 26,6%, estatal; el 16,7%, local; el 11,7%, internacional; el 4,2, provincial y el 1,9, comarcal.

   En cuanto a la empleabilidad, si en 2008 había 373.522 personas comprometidas con el sector en calidad de patronos, voluntarios y empleados directos e indirectos, en 2019 este colectivo se ha incrementado hasta alcanzar las 487.586 personas, es decir, 114.064 más.

   El sector fundacional generó un gasto en 2019 de 8.499 millones de euros, lo que implica un crecimiento de 899 millones de euros durante los últimos 11 años. Desde el punto de vista presupuestario, durante todo el período considerado (2008-2019) los gastos de las fundaciones han superado a los ingresos, lo que implica que las fundaciones se han visto obligadas a realizar desinversiones con el fin de mantener la actividad fundacional.

   Sin embargo, en los últimos años se aprecia un incremento de los activos del sector al mismo tiempo que se mantiene una estructura de gastos por encima de los ingresos totales, lo que podría explicarse, entre otras razones, por la incorporación de algunas fundaciones patrimoniales al conjunto del sector y por la realización de plusvalías en el patrimonio fundacional como consecuencia de la mejoría de la actividad económica respecto a la crisis de 2008.

   Además, la pandemia de la Covid-19 ha tenido un impacto negativo en el mundo fundacional, puesto que las necesidades se han multiplicado en un corto espacio de tiempo: muchas fundaciones se han visto obligadas a reorientar sus actividades para así dar una respuesta una respuesta efectiva a las nuevas demandas sociales.

   FUNDACIONES EN ESPAÑA: PEQUEÑAS Y CREADAS POR PERSONAS FÍSICAS

   En España, con los datos de 2019, el 38,4% de las fundaciones tiene un tamaño pequeño, es decir, una dotación fundacional de entre 30.000 y 500.000 euros. Le siguen en orden de importancia las microfundaciones (21,7% del total, son aquellas que cuentan con dotaciones inferiores a 30.000 euros) y las fundaciones de tamaño medio (13,2% del total, son aquellas con entre 500.000 y 1.200.000 euros de dotación fundacional).

   El 11,5% de las fundaciones tiene una dotación fundacional entre 10.000.000 y 50.000.000 de euros; el 10,62% entre 1.200.000 y 2.400.000 euros; el 3,1% entre 2.400.000 y 10.000.000 de euros y, por último, el 1,35% más de 50.000.000 de euros.

   Según el informe, a lo largo del periodo estudiado (2008-2019), las fundaciones creadas por personas jurídicas se han reducido del 31,5% en 2008 al 27,2% en 2019. En sentido contrario, las fundaciones creadas por personas físicas se han incrementado desde el 68,4% en 2008 al 72,7% en 2019.

   A su vez, en 2019, ese 27,2% de fundaciones creadas por personas jurídicas se dividió entre las creadas por personas jurídicas privadas, como asociaciones y empresas, (el 67,6%) y las creadas por personas jurídicas públicas, como las comunidades autónomas y las entidades locales, (el 32,4%). El 74% de los ingresos de las fundaciones proceden del sector privado, un 10% de sus propios recursos y un 16% del sector público.

   En cuanto a la evolución de la distribución por género de los miembros de los patronatos, esto es, en los órganos de gobierno y representación, en 2008 sólo el 32% de los patronos eran mujeres mientras que en 2019 esa cifra apenas ha subido (el 32,3%), por lo que el informe concluye: "No se constata que se haya realizado un especial esfuerzo hacia la consecución de la paridad".

Contador

Para leer más