30 de mayo de 2020
23 de enero de 2008

Greenpeace cree que es posible luchar contra el cambio climático utilizando las energías renovables

SEGOVIA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El responsable de la campaña de energía de Greenpeace, Carlos Bravo, sostuvo hoy en Segovia que es viable implantar en España un modelo energético basado al 100 por cien en energías renovables.

El portavoz de la asociación ecologista internacional presentó hoy en la Universidad SEK de Segovia el informe 'Renovables 100%. Un sistema eléctrico renovable para la España peninsular y su viabilidad económica', elaborado para Greenpeace por un equipo de expertos del Instituto de Investigación Tecnológica de la Universidad Pontificia de Comillas.

Greenpeace asegura que las energías renovables, como la solar, eólica, del agua, mareomotriz y de la biomasa pueden sustituir al sistema convencional basado en los combustibles fósiles y la energía nuclear. Además de ser más rentable económicamente a medio plazo, Bravo puso de manifiesto que un modelo energético basado en energías renovables es posible gracias a las tecnologías actuales y añadió que, además, permitirá luchar contra el cambio climático y los demás problemas derivados del consumo energético, como la eliminación de residuos radioactivos o el riesgo de accidentes nucleares.

Greenpeace apuesta por un modelo de desarrollo sostenible, en el que la rentabilidad económica es compatible con la protección del medio ambiente. A su vez, las renovables suponen unos costes mucho más bajos que lo que soporta ahora el sistema tradicional, según la organización.

Bravo indicó que la última legislatura ha supuesto un progreso en este campo al plantear el gobierno un modelo alternativo de energía, "aunque no se ha avanzado de la manera que hubiéramos deseado". En su opinión, el debate electoral debe poner sobre la mesa un modelo energético "que de carpetazo cuanto antes al tema nuclear" que es, a su juicio, el principal obstáculo para el desarrollo de energías renovables.

La energía está actualmente en el debate político debido a que hay unas urgencias muy claras de luchar contra el cambio climático, explicó Bravo. En este sentido, subrayó que la Unión Europea ya ha apostado por las energías renovables como solución, aunque indicó que "desde Greenpeace pensamos que hay que combatirlo de una manera más decidida de lo que se está haciendo ahora, que sigue siendo demasiado lento".