3 de agosto de 2020
18 de febrero de 2009

Incendios.- Las autoridades australianas evalúan los costes que han supuesto los incendios para los animales

SIDNEY (AUSTRALIA), 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades del estado australiano de Victoria están accediendo ya a las zonas devastadas por los grandes incendios forestales, por lo que, además de valorar las pérdidas humanas y materiales, están evaluando los costes que el desastre ha supuesto para los animales, muchos de ellos únicas en el mundo.

Desde hace días pueden verse numerosas imágenes de animales heridos en los incendios y que son rescatados por los equipos de emergencias, como el ya famoso koala apodado 'Sam', pero las autoridades de Victoria sólo han empezado a examinar el verdadero daño que ha causado el fuego.

Personal del Servicio de Información y Rescate de Fauna y Flora del estado de Nueva Gales del Sur, donde una parte de bosque también se quemó, se han unido a los esfuerzos por encontrar animales heridos en los montes, informan los medios australianos.

Pero la jefa de este equipo, Maureen Orr, explicó que con casi toda probabilidad gran parte de la fauna del sureste de Australia ha sido incapaz de escapar de la intensidad del fuego. "Desafortunadamente no hemos encontrado mucho debido a la ferocidad de las llamas", señaló.

"Había muy pocas opciones para que los animales encontraran una ruta de escape, para llegar a arroyos y ríos. Hemos visto signos de vida en el sentido de que hemos hallado restos óseos en el suelo, pero cuando hemos ido a investigar e identificar a las especies, cuando los hemos cogido se han desmoronado", indicó.

Por otro lado, Orr subrayó que los animales que han conseguido sobrevivir tienen graves secuelas, como quemaduras, aunque muchos de ellos también están intoxicados por inhalación de humo.

Las autoridades no conocen todavía el destino de muchos animales cuyo hábitat ha resultado gravemente dañado. Así, Orr puso el ejemplo de una región donde vivían 3.000 koalas, pues sólo hay algunos bajo tratamiento en un centro de conservación.

Por otra parte, se ha encontrado también una gran cantidad de animales muertos a los lados de las carreteras, al parecer atropellados cuando tanto ellos como los seres humanos trataban de huir de las llamas. "Los animales pueden sentir y oír y oler el fuego a mucha distancia y huir, pero desafortunadamente huyeron por las carreteras y murieron", explicó Orr.

(EUROPA PRESS INTERNACIONAL)