22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 30 de marzo de 2018

    Inglés para todos: un idioma que abre las puertas a la autonomía para los adultos con discapacidad

    Inglés para todos: un idioma que abre las puertas a la autonomía para los adultos con discapacidad
    FUNDACIÓN RANDSTAD Y VAUGHAN SYSTEMS - ARCHIVO
    Fundación Randstad y Vaughan Systems lanzan Inglés para todos
    FUNDACIÓN RANDSTAD Y VAUGHAN SYSTEMS - Archivo

    Más de 500 personas se benefician en los tres años que lleva en marcha la iniciativa, en la que colaboran una veintena de entidades

       MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

       La Fundación Randstad y Vaughan Systems han puesto en marcha, por tercer año consecutivo, el proyecto 'Inglés para Todos', una iniciativa que busca facilitar la incorporación al mercado laboral de personas con discapacidad aunque, como han explicado sus impulsores en un encuentro con Europa Press, el objetivo principal pasa por "dotar de autonomía y confianza" a este colectivo para que cuenten con herramientas que les ayuden a superar cualquier tipo de obstáculo.

       "Ideamos el programa de acción social 'Inglés para todos' para acercar el idioma a todos porque no hay reto imposible", enfatiza a Europa Press el presidente Vaughan Systems Richard Vaughan --creador de un método, diseñado hace ya más de 40 años, que enseña inglés sin recurrir apenas a la teoría y con un componente lúdico--. "No hay diferencia entre enseñar inglés a personas con discapacidad o a otro colectivo, todos somos iguales", añade.

       Por su parte, la responsable de Relaciones Institucionales de Vaughan Systems Eva Saez del Toro rememora que "en 2014 se gestó el proyecto y en diciembre de 2015 se hizo el primer curso piloto". Posteriormente, la primera convocatoria vio la luz en el año 2016 y en 2017 tuvo lugar la segunda edición, que experimentó "un crecimiento exponencial".

       El propósito de 'Inglés para Todos' es el de potenciar la formación y empleabilidad de las personas con discapacidad con el fin de facilitarles el acceso a oportunidades de trabajo y favorecer la integración social y laboral de este colectivo.

       Hasta la fecha, más de 570 alumnos con discapacidad (de los cuales en torno al 33% son personas con discapacidad intelectual) se han beneficiado gracias a este proyecto, como añade por su parte la directora general en Fundación Randstad, María Viver Gómez. Además, indica que durante este periodo se han impartido más de 1.850 horas de formación, en diferentes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia y Zaragoza.

       A lo largo de estos años, han participado en el proyecto una veintena de entidades del ámbito de la discapacidad: Acidh, Adisli, Amifp, Ashemadrid, Aspaym Valencia, COCEMFE, Cordibaix, Down Zaragoza, FEM, Aprocor, Capacis, Prodis, Once - Inserta, Xarsa Dones y Friends, a las que hay que añadir las fundaciones Randstad Barcelona, Randstad Ramón y Cajal, Randstad Valencia, Randstad Fuenlabrada y Randstad Zaragoza.

       El hecho de aprender un idioma ayuda a estas personas no sólo a facilitar su inclusión laboral y acceder a un puesto de trabajo sino también a desenvolverse en otras situaciones como "viajar al extranjero", como enfatiza por su parte la gestora de Proyectos de Fundación Randstad, Beatriz Galvez Manzano.

    "NO ES SÓLO UNA CLASE DE INGLÉS"

       "El aprendizaje del inglés es independiente del tipo de persona al que va dirigido", reitera a Europa Press el presidente Vaughan Systems Richard Vaughan, que insiste en la importancia de "saber llegar al corazón de los alumnos". "No es sólo una clase de inglés", enfatiza.

       Por ello, como argumentan desde Vaughan, existen 10 secretos para que el método triunfe: el profesor, la práctica, la diversión, la comprensión auditiva, la agilidad oral, la corrección, la comunicación oral, la repetición, el repaso constante y la pronunciación.

       Así, como ocurre con cualquier tipo de alumno, las clases son 100% orales al considerar que tanto leer como escribir es una práctica que el alumno puede realizar en su casa, por lo que se potencia la conversación en el aula y se corrigen los errores que cometen los alumnos en el momento con el fin de crear buenos hábitos y repetir la frase correcta para fijarla en la memoria.

       Este sistema no olvida la motivación y recrea un ambiente positivo para lo que recurre a profesores "únicos": personas nativas angloparlantes o con un nivel cercano al bilingüismo que pasan por un riguroso proceso de selección superado por quienes tienen una verdadera vocación por la enseñanza del inglés.

    Por su parte, el alumnado (sea cual sea su condición), se acerca al idioma desde un punto de vista práctico y didáctico, con un único denominador común: las ganas de aprender.

    Para leer más