1 de diciembre de 2020
20 de diciembre de 2007

Intervida ofrece apoyo en la atención a la primera infancia a más de 600 niños salvadoreños

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Intervida promueve iniciativas educativas en El Salvador de las que se beneficiarán más de 600 menores, de entre 2 y 6 años, así como sus familias. Casi la mitad de los niños en este país no son atendidos a nivel preescolar (de 4 a 6 años), tal y como recoge un informe de 2005 del Ministerio de Educación, según informó hoy la fundación en un comunicado.

A pesar de los beneficios que reporta la educación en la primera infancia para el desarrollo y bienestar del niño, dar cobertura a este grupo social sigue siendo una asignatura pendiente en muchos países. En América Latina y el Caribe, el porcentaje de niños escolarizados en la enseñanza preescolar es del 62 por ciento, lo que indica que un 38 por ciento de los menores quedan sin escolarizar, según datos de la UNESCO.

Según señala Intervida, gracias a la atención y educación en los primeros años de vida se adquieren aprendizajes básicos tanto para el desarrollo físico como intelectual. La educación preescolar ofrece mejores posibilidades de crecimiento y maduración, y disminuye los problemas de aprendizaje y deserción escolar.

En El Salvador, la atención y educación de la primera infancia se lleva a cabo mediante actividades de educación formal y no formal dirigidas por organismos públicos, organizaciones comunitarias, iglesias y ONG.

Intervida está cooperando con el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y Adolescencia (ISNA) en los departamentos de Usulután y San Vicente apoyando a los Centros de Bienestar Infantil (CBI) que administra esta institución, precisó la fundación en su comunicado. En estos centros de educación formal trabajan madres educadoras a las que la fundación proporciona formación en las áreas de salud, educación, estimulación temprana y nutrición, además de hacerse cargo del equipamiento y el material didáctico. Paralelamente, colabora con el Ministerio de Salud en acciones de prevención y atención sanitaria dirigidas a los más pequeños. En el año 2006, Intervida apoyó a diez Centros de Bienestar Infantil y en 2007 el esfuerzo se duplicó hasta beneficiar a un total de 20 centros.

En el departamento de La Paz, Intervida beneficia a las comunidades a través de un modelo propio de educación no formal denominado 'Centro de Educación Inicial Comunitaria'. Esta propuesta surgió para dar respuesta a la ausencia de parvularios en muchas comunidades y evitar que muchos niños recorriesen alrededor de una hora de camino hasta el centro más cercano. Estos centros, inscritos en el ISNA, son espacios físicos proporcionados por la comunidad donde durante tres horas diarias, tres veces por semana, un grupo de madres previamente formadas y contratadas por Intervida atienden a los niños.

Durante 2007, más de 600 niños y 63 madres educadoras se beneficiarán de estas dos iniciativas, además de los padres y madres que adquieren capacitaciones prácticas para estimular el desarrollo de sus hijos e hijas.