10 de abril de 2020
2 de abril de 2008

La Junta invertirá a lo largo de este año 7 millones de euros para formar y emplear a las personas con discapacidad

CUENCA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará a lo largo de este año un total de 7 millones de euros a proporcionar, en palabras de la consejera de Trabajo y Empleo, María Luz Rodríguez, "oportunidades de formación y empleo a las personas con discapacidad de nuestra región".

Según informó en nota de prensa la Junta, Rodríguez, que inauguró hoy en Cuenca el Centro Especial de Empleo INICO, subrayó que en el primer trimestre de 2008 ya se ha cumplido el compromiso del Ejecutivo regional de llegar a las 1.700 plazas de empleo protegido en todo el año.

La titular de Trabajo y Empleo recorrió las instalaciones de este Centro puesto en marcha por Iniciativas Integrales Conquenses (INICO S.L.) y que está picado en el recinto de la Fundación FISLEM en Cuenca. Para su puesta en funcionamiento el Ejecutivo autonómico ha colaborado con una cuantía de 86.000 euros. "Una inversión rentable en igualdad de oportunidades para un colectivo que es una parte más de ese capital humano tan valioso que tenemos en Castilla-La Mancha", añadió Rodríguez.

Este Centro cuenta con una plantilla de 35 trabajadores, de los que 28 son personas con discapacidad, tanto física como psíquica. En él se presta una variada oferta de servicios, entre los que se incluyen jardinería, limpieza, lavandería, control de obra y mantenimiento.

En total, la provincia de Cuenca cuenta con cinco Centros Especiales de Empleo que ocupan a 92 trabajadores, de los que el 94 por ciento tiene algún tipo de discapacidad. La Consejería de Trabajo y Empleo les concedió ayudas en concepto de apoyo a su actividad por valor de 400.000 euros en 2007.

Los 88 Centros Especiales de Empleo que funcionan en Castilla-La Mancha emplean a 1.956 trabajadores, de los que el 91 por ciento son personas con discapacidad, es decir, un total de 1.782.

Este tipo de recursos, además de operar en el mercado como auténticas empresas que compiten de igual a igual, realizan una labor social fundamental al facilitar la integración de las personas con discapacidad.

Además, son una fuente de empleo estable y de empleo de calidad. Así lo indica el que más del 70 por ciento de la plantilla de los Centros Especiales de Empleo de la región tenga un contrato indefinido.