26 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

Leroy Merlin centra su política medioambiental en el consumo responsable, la economía circular y el cambio climático

Leroy Merlin centra su política medioambiental en el consumo responsable, la economía circular y el cambio climático
Leroy Merlin centra su política medioambiental en el consumo responsable, la economía circular y el cambio climático - LEROY MERLIN

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La política de medio ambiente de Leroy Merlín se centra en el consumo responsable, la economía circular y el cambio climático, según ha informado la compañía.

Así lo refleja el Informe de Sostenibilidad 2019 de Leroy Merlin, que destaca el "firme compromiso" de la empresa con el negocio responsable.

El propósito de la compañía, cuya estrategia se basa en la convicción de que es posible cambiar el mundo, es: 'Despertar en cada persona la motivación de crear entornos donde vivir mejor".

Como en anteriores años, para la elaboración del informe correspondiente al año 2019 la compañía ha seguido las directrices y principios recogidos en los Estándares de Global Reporting Initiative (GRI) y su contenido ha sido verificado externamente por terceros.

El director de Comunicación, Identidad Corporativa y Negocio Responsable de Leroy Merlin, Rodrigo de Salas, ha asegurado que siguen integrando el crecimiento económico con la responsabilidad con el entorno local y sus colaboradores.

"Somos conscientes de que solo seremos relevantes como empresa si lideramos el cambio y contamos para ello con todos nuestros grupos de interés", ha señalado Salas.

De esta forma, en 2019 Leroy Merlin definió su política de Medio Ambiente, centrada en el consumo responsable, la economía circular y el cambio climático y cuyo objetivo es "impulsar la preservación y el respeto por el entorno, así como la reducción del potencial impacto de sus actividades".

En esta línea, Leroy Merlin ha sido "la primera" empresa en comercializar soluciones de energía sostenible en el hogar llave en mano, habiendo facturado con ello 34,5 millones de euros durante 2019.

La compañía ha establecido el consumo responsable como uno de sus vectores de competitividad, logrando 450 millones de euros en ventas de soluciones sostenibles para el hogar y, actualmente, el 77,8 por ciento de los productos con madera tienen un origen sostenible.

"Hemos estado trabajando también en la economía circular, logrando reducir un 26,6 por ciento la generación de residuos y reciclando el 79% de lo que generamos. Somos conscientes de que tenemos que seguir mejorando, pero estamos en muy buen camino. En cuanto a mitigación del cambio climático, nos hemos puesto como objetivo que en 2025 hayamos reducido un 20% las emisiones en la cadena de logística y un 10% la huella de carbono", ha declarado de Salas.

Leroy Merlin ha resaltado que desarrolla una estrategia de modelo empresarial ético, lo que "impacta positivamente en los ciudadanos y su entorno". La compañía contribuyó a la riqueza nacional, ya que tributa todos sus impuestos en España, con una cifra que asciende a 315,1 millones de euros y contando con proveedores nacionales, los que suponen ya un 72 por ciento del total.

Por otro lado, la compañía ha indicado que sus 14.000 colaboradores son su "pilar fundamental", por lo que aboga por el empleo "estable y de calidad". Precisamente, el 76,2 por ciento de la plantilla cuenta con un contrato indefinido y el 95,9 por ciento es accionista de ADEO, grupo al que Leroy Merlin pertenece. Asimismo, durante 2019 se repartieron 24,4 millones de euros entre todo el equipo.

Otro punto importante es la inauguración del CAMPUS de formación, cuyo objetivo es crear experiencias de aprendizaje entre los empleados para impulsar su conocimiento como asesores expertos y especialistas en la materia. En esta línea, el año pasado se impartieron más de 264.000 horas de formación, lo que supone un aumento del 25,3 por ciento respecto a 2018 y una inversión de 3,4 millones de euros.

Además, Leroy Merlin continúa trabajando para "no dejar a nadie atrás". "El compromiso social es la base de nuestras relaciones con los grupos de interés. Por eso desarrollamos acciones que impulsan el empleo joven, la integración socio laboral de personas con discapacidad y la ayuda a personas en riesgo de exclusión", comenta De Salas.

Actualmente Leroy Merlin cuenta en su plantilla con un 2,3 por ciento de personas con discapacidad, superando así el mínimo exigido por ley y habiendo sido galardonado con dos premios por su política de inclusión laboral. Asimismo, en 2019 invirtió en voluntariado y acondicionamiento de hogares vulnerables más de 559.000 euros, ayudando a más de 2.300 personas y colaborando con 43 asociaciones.