8 de agosto de 2020
23 de septiembre de 2009

La madera para papel y celulosa se cultiva en 430.000 has que capturan 49,8 millones de toneladas de CO2,según el sector

MADRID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La madera para fabricar papel y celulosa en España se cultiva en 430.000 hectáreas de superficie arbolada, plantaciones que dan empleo directo a 3.640 personas e indirecto a 10.918. En esta superficie se almacenaron en 2006 un total de 49,8 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), según datos de la 'Actualización 2009 de la Memoria de Sostenibilidad del Sector Papelero', presentados este miércoles por la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (ASPAPEL).

Además, según este informe en 2008 el 100 por cien de las plantas de celulosa ya tenían el certificado forestal en su cadena de custodia, por lo que para el presidente de ASPAPEL, Florentino Nespereira, es "un proceso rematado".

Por otro lado, en materia de eficiencia energética, el sector empleó en 2008 combustible un 23 por ciento de biomasa y un 74 por ciento de gas natural y las emisiones totales del sector (4,6 millones de toneladas de CO2) disminuyeron en un 2,1 por ciento, de las que el 73 por ciento procedían de la cogeneración frente al 69 por ciento de 2007.

Asimismo, según ASPAPEL, el 95 por ciento del agua empleada en la fabricación fue devuelta una vez depurada en las propias instalaciones del sector y en los procesos ya se ha erradicado completamente la celulosa producida con cloro o con cloro elemental.

CASI UN 70% DE PAPEL RECUPERADO

Nespereira destacó que en 2008 se recuperó para su posterior reciclaje el 69 por ciento del papel consumido, equivalentes a cinco millones de toneladas, que cabrían en 50 grandes estadios de fútbol como el Santiago Bernabeu (Madrid) o Camp Nou (Barcelona) y que supusieron un ahorro de las emisiones en vertedero de 4,5 millones de toneladas de CO2.

Sin embargo, la producción de papel se redujo un 17 por ciento durante el primer semestre de 2009 y las importaciones cayeron en un 19 por ciento, según el 'Informe estadístico sectorial' de ASPAPEL.

Así, la asociación, que representa al 90 por ciento de las empresas del sector, señaló que en 2008 los españoles consumieron un 5,7 por ciento menos de papel en 2008 respecto al año anterior y un 2,8 por ciento menos de celulosa, lo que para el presidente de la organización se debió a "la situación de crisis, que en la línea de otros sectores, el papel y la celulosa experimentaron un descenso de la producción del 17%. "Por ser un producto tan variado, el sector refleja la caída económica general", añadió.

No obstante, precisó que, a pesar de la crisis, España exporta más del 50 por ciento de la producción de celulosa y más del 45 por ciento de la producción del papel, colocando a España en el cuarto exportador de celulosa de la Unión Europea y uno de los diez primeros del mundo y en el sector productor del sector por delante del Reino Unido.

Finalmente, Nespereira, indicó que las 99 plantas existentes (13 de celulosa y 86 de papel) en España generan 17.850 empleos directos y más de 90.000 indirectos y ocupan uno de los sectores más innovadores, con un 21 por ciento de productos nuevos o renovados, frente a una media del 13,5 por ciento para el total de los sectores.