25 de enero de 2021
24 de noviembre de 2020

Microsoft destaca la contribución a la Agenda 2030 y los ODS de la solución del reciclaje 'SmartWaste' de Ecoembes

Microsoft destaca la contribución a la Agenda 2030 y los ODS de la solución del reciclaje 'SmartWaste' de Ecoembes
Microsoft reconoce el proyecto 'Smartwaste de The Circular Lab de Ecoembes que ya funciona en Asturias, La Rioja y Canarias - ECOEMBES - ARCHIVO

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Microsoft ha detacado la contribución a la Agenda 2030 y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible del proyecto de The Circular Lab de Ecoembes 'SmartWast' que está basado en Onesait Sustainability, la solución de Minsait, de Indra, para mejorar la eficiencia del proceso de reciclaje mediante la inteligencia artificial.

Microsoft realiza la campaña #BuildFor2030 a través de la que busca apoyar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible pactados por Naciones Unidas.

La iniciativa de The Circular Lab de Ecoembes y Minsait de Indra busca crear e implantar una plataforma que permita facilitar y modernizar el proceso de reciclaje.

En 2017, Ecoembes lanzó el proyecto SmartWaste que se basa en el producto de Minsait, Onesait Sustainability, reconocida por Microsoft por contribuir en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) comprendidos dentro de la Agenda 2030 de Naciones Unidas en el marco de su campaña #BuildFor2030.

La plataforma 'SmartWaste' ha desarrollado un sistema para que el proceso del reciclaje sea eficiente, a través de desarrollos tecnológicos como el Internet de las Cosas y el big data, entre otros.

Así, la plataforma es capaz de captar información relevante sobre diferentes fases del ciclo de reciclaje, desde que el ciudadano deposita sus residuos en el contenedor hasta su llegada a la planta de selección. Con ello, los agentes que coordinan y gestionan el proceso son capaces de tomar decisiones y llevar a cabo acciones que permitan mejorar el sistema e incrementar el hábito de reciclar en las distintas poblaciones.

Por ejemplo, para recabar la información necesaria, se instalan contenedores inteligrentes, que están localizados y conectados, mientras que los camiones de recogida están conectados con GPS y sensores, de modo que calculan el peso de los residuos y la ruta que realizan desde que los recogen hasta que los descargan en la planta de selección.

Con estos datos, el proyecto busca ayudar a las administraciones públicas a definir las mejores estrategias para la gestión de los residuos, tales como por ejemplo el lugar donde instalar los contenedores, la cantidad de ellos que necesita cada población y las rutas más eficientes de los camiones de recogida o, también, la frecuencia por la que deben pasar por cada zona.

De este modo, Smartwaste pretende ayudar a implantar un modelo de ciudad inteligente y sostenible.

Otros de los datos que estudia el proyecto son los residuos que se depositan en cada contenedor, para conocer si los ciudadanos están reciclando los envases en los contenedores adecuados y detectar si existe una necesidad, o no, de aumentar las campañas de concienciación entre los ciudadanos de cada población.

En la actualidad SmartWaste ya funciona en Asturias, La Rioja, y en algunos puntos de Canarias, donde ya ayuda a las administraciones públicas en la captación de datos inteligentes y a mejorar los procesos del reciclaje.