5 de agosto de 2020
7 de julio de 2020

Los Premios Vicent Caselles de la RSME y Fundación BBVA reconocen la excelencia investigadora de 6 jóvenes matemáticos

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los Premios Vicent Caselles, otorgados anualmente por la Real Sociedad Matemática Española (RSME) y la Fundación BBVA, han reconocido en su VI edición la excelencia investigadora de seis jóvenes matemáticos.

El objetivo de estos galardones, creados en 2015, es fomentar la investigación en matemáticas a través del estímulo a los jóvenes científicos de esta disciplina. Bautizados en homenaje a uno de los matemáticos españoles de mayor relevancia internacional en las últimas décadas, profesor en las universidades de Valencia, Islas Baleares y Pompeu Fabra, los Premios Vicent Caselles reconocen la creatividad, la originalidad y la excelencia en matemáticas en los primeros años de trayectoria investigadora.

Cada uno de los seis galardones está dotado con 2.000 euros, todos ellos en la modalidad de Investigación Matemática, y se dirigen a matemáticos españoles o de otra nacionalidad que hayan realizado su investigación en España y sean menores de 30 años al finalizar el año previo al de la convocatoria.

Los galardonados en esta VI edición son: Diego Alonso Orán, investigador posdoctoral en el Institute for Applied Mathematics de la Universidad de Bonn. Alonso trabaja en el campo de la dinámica de fluidos, con ecuaciones que pueden servir para comprender mejor algunos fenómenos atmosféricos. Su trabajo no solo podría ayudar a mejorar la precisión de las predicciones meteorológicas, sino que además podría tener aplicaciones en el campo de la biomedicina.

También se ha premiado a Alessandro Audrito, investigador postdoctoral en la Universidad de Zürich, que trabaja en el campo de las ecuaciones con difusión no lineal y no local. Se trata de un área de investigación de gran interés, por ejemplo, para estudiar las dinámicas de poblaciones en el campo de la ecología. Además, su investigación también puede tener aplicaciones en biología y biomedicina, para modelizar, por ejemplo, la expansión de tumores.

Asimismo, se ha concedido el premio a Rubén Campoy García, que investiga en problemas en los que se busca un punto de intersección entre varios conjuntos (como en los sudokus), en los que en la intersección de los cuatro grupos están las soluciones. El algoritmo Douglas-Rachford, creado a mediados del siglo pasado, ayuda a encontrar soluciones en estos problemas. La tesis doctoral de Rubén Campoy consistió en modificar este algoritmo para encontrar no los puntos de intersección en sí, sino las soluciones más próximas a estos puntos.

Creó así el nuevo algoritmo Aragón-Artacho Campoy, bautizado con su nombre y el de su director de tesis, y que tiene aplicaciones en problemas de combinatoria, entre otros. Este trabajo ha generado ya un número de publicaciones alto, teniendo en cuenta que es reciente.
Campoy García se licenció en la Universidad de Alicante, hizo el máster en la Universidad Carlos III de Madrid y su tesis doctoral en la Universidad de Murcia. Actualmente es investigador postdoctoral en la Universidad de Massachusetts Lowell, en Estados Unidos.

Graduada en Matemáticas por la Universidad de Sevilla y doctora por las Universidades de Sevilla y Rennes 1 (Francia), María Cumplido Cabello, otra de las premiadas, estudia grupos de trenzas, donde las trenzas son, intuitivamente, cuerdas que se entrelazan. Las matemáticas describen estos entrelazamientos, y sus relaciones, desde la geometría y también el álgebra. Los grupos de trenzas, además, forman parte de otro grupo más amplio de objetos matemáticos del que se sabe muy poco: los grupos de Artin-Tits.

María Cumplido ha descubierto que lo que se aprende sobre los grupos de trenzas desde la geometría puede traducirse a lenguaje algebraico, que da información sobre otros grupos de Artin-Tits. Lo ha hecho resolviendo un problema que llevaba 20 años abierto, un resultado muy celebrado en la comunidad matemática. Su campo de investigación tiene aplicaciones potenciales en criptografía y sistemas de seguridad informática. Actualmente, Cumplido es investigadora postdoctoral en la Universidad Heriot-Watt de Edimburgo, pero su intención es volver a investigar en España.

Ujué Etayo es otra de las galardonadas. Su investigación se ha centrado en el problema clásico 'cómo distribuir de forma óptima un conjunto de puntos en un espacio'. Junto con los matemáticos Beltrán, Marzo y Ortega-Cerdá ha resuelto un problema sobre la estabilidad de polinomios utilizando un conjunto de puntos conocido como 'Diamond ensemble'. En la actualidad es investigadora postdoctoral en el Institute of Analysis and Number Theory de la Universidad Tecnológica de Graz (Austria).

Por último, se ha reconocido a Judit Muñoz Matute. Sus investigaciones en el campo de métodos numéricos en ecuaciones en derivadas parciales se aplican, por ejemplo, a la simulación de diferentes procesos físicos en ingeniería.

Tras estudiar Matemáticas en la Universidad del País Vasco, cursó un máster en Modelización e Investigación Matemática, Estadística y Computación en este mismo centro. Durante el doctorado, que terminó en octubre de 2019, hizo varias estancias en el extranjero y actualmente es investigadora posdoctoral en el Basque Center por Applied Mathematics (BCAM). Próximamente se incorporará al Oden Institute for Computational Engineering and Sciences en Austin (Texas).

Contador

Para leer más


Lo más leído