5 de marzo de 2021
27 de enero de 2021

Proyecto LIBERA caracterizó casi 100.000 residuos abandonados en la naturaleza en 2020 pese al confinamiento

Proyecto LIBERA caracterizó casi 100.000 residuos abandonados en la naturaleza en 2020 pese al confinamiento
Voluntarios del Proyecto LIBERA, de Ecoembes y SEO/BirdLife recogen basuraleza de las cunetas de las carreteras en Extremadura. - ECOEMBES

   MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

   Proyecto LIBERA, la iniciativa de colaboración de Ecoembes y SEO/BirdLife en contra del abandono de basura en la naturaleza, recuperó 13,4 toneladas de restos y logró caracterizar 98.228 residuos durante el año 2020 a pesar del confinamiento, que entorpeció o impidió las tareas de recogida de 'basuraleza' y otras actividades previstas.

   Durante la presentación on-line de la Memoria de actividad del Proyecto Libera, la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, ha destacado que desde que se inició este "proyecto que no debería existir" en 2017 un total de 74.000 "colaboradores y verdaderos héroes" han recuperado y caracterizado 360.000 residuos abandonados en la naturaleza.

   Así, en un año marcado por la pandemia, Proyecto LIBERA ha creado una red de 1.180 entidades científicas, educativas, divulgativas y de la Administración Pública, incluyendo 350 municipios, diputaciones y consejerías que colaboran con el proyecto.

   "Haber recogido todo esto no es una buena noticia. Ni uno solo de los residuos recogidos tenía que haber estado ahí", ha reflexionado Ruiz, que considera necesario acabar con este modelo de sociedad de usar y tirar. Por eso, reclama poner freno a los efectos del cambio climático, mediante el desarrollo de energías renovables responsables y "no en cualquier sitio" así como dar un giro de 180º al sistema de producción y consumo que esté basado en la economía circular.

   Para Ruiz es preciso también "cambiar" y empezar por reducir y reducir, para insistir después en la reutilización y, cuando no quede otro remedio ser "más exigentes" en el reciclaje y lograr una economía circular. "Alto y claro, la naturaleza debe estar libre de basuraleza", ha apostillado.

   La memoria apunta que en 2020 se recuperaron casi 13.500 kilos de basura y cerca de 100.000 objetos abandonados en 611 puntos de entornos naturales de España con 12.500 voluntarios que participaron en las diferentes acciones de '1m2' en entornos terrestre, fluvial y marino.

   Los datos obtenidos han sido incorporados al 'Barómetro de la Basuraleza' --un instrumento creado para hacer una radiografía de la basuraleza-- y se han integrado a la base de datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

   Ruiz ha precisado que 4.385 voluntarios liberaron en 2020 a la naturaleza de 3,7 toneladas que resultaron en la caracterización de 46.306 residuos. En "en el top 5" están las piezas de plástico de menos de 2,5 centímetros, seguidas por colillas, envases de plástico, latas de bebida y piezas de vidrio.

   Mientras, de las playas y los mares 2.172 voluntarios recuperaron 4,7 toneladas que permitieron caracterizar 26.236 residuos de los que encabezaron el ranking las piezas de plástico de más de 2,5 centímetros; colillas, piezas de plástico de menos de 2,5 centímetros, botellas de bebida y embalajes industriales.

   Por su parte, en los ríos, embalses y pantanos 4.662 voluntarios retiraron 3 toneladas de basura y caracterizaron 25.686 residuos. Los cinco tipos de basuraleza más encontrados fueron las piezas de plástico de menos de 2,5 centímetros; colillas, toallitas húmedas; piezas de vidrio y botellas de bebida.

   "Este año los voluntarios han dado la talla. Hemos podido hacer menos trabajo de campo, pero hemos logrado caracterizar 160 residuos por cada héroe LIBERA, que es el mejor ratio desde que comenzó el proyecto", ha comentado Ruiz.

   MOVIMIENTO SOCIAL "EMOCIONANTE"

   Por su parte, el director ejecutivo de Ecoembes, Óscar Martín, ha defendido que las alianzas son el "verdadero motor" del proyecto que ya se ha convertido en "el movimiento social más emocionante" de colaboración en el que participan 1.180 entidades divulgativas con fuerte arraigo social y gracias a las cuales Libera llega a amplias zonas del territorio.

   Martín ha añadido que durante 2020 se han sumado a la iniciativa las Confederaciones Hidrográficas del Tajo, Ebro y Segura, porque "los ríos son la principal calle por la que la basuraleza llega al mar"; la Dirección General de Tráfico, con una campaña contra la basura en carreteras; así como 9 Consejerías, 4 Diputaciones, 2 cabildos insulares.

   En total, se han desarrollado 29 alianzas que también incluyen a entidades como la Fundación Reina Sofía, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Cruz Roja Española, la Asociación del Deporte Español (ADESP), Hombre y Territorio (HyT), la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Oceánidas, Submon, la Fundación Oso Pardo (FOP), ANSE, SaveTheMed, Mater Museo Ecoactivo, Promemar.

   "Los datos son inquietantes. Todos somos parte de la basuraleza", ha manifestado el director ejecutivo de Ecoembes, que ha valorado que durante este 2020, ante la aparición de un nuevo tipo de residuo como son los guantes y mascarillas, Libera puso en marcha con la Fundación Reina Sofía una campaña en contra de este tipo de basuraleza.

   "Hemos tenido que introducir en nuestro día a día las mascarillas. Pero no podemos proteger nuestra salud poniendo en riesgo la del planeta, ya que, en muchas ocasiones, estos residuos terminan formando parte de la basuraleza", ha añadido.

   Martín ha informado también de las campañas de prevención en 143 espacios con figura de protección oficial (5 de ellos Parques Nacionales), organizando sesiones de formación y proporcionando material de información y señalética. Además, este año ha puesto en marcha #MiPuebloSinBasuraleza, una iniciativa que ya cuenta con más de 350 municipios para concienciar sobre el problema que supone la basuraleza en pueblos y entornos rurales.

   Así, ha transmitido que 2020 ha servido "más que nunca" para exponer a los ciudadanos la "necesidad de valorar los efectos" de las acciones individuales y estilo de vida en el planeta. "Desde LIBERA lo tenemos claro: cada uno de nuestros gestos repercute en nuestro entorno y nuestro bienestar. No podemos quedarnos de brazos cruzados", ha asegurado.

   Por otro lado, se ha referido a otro de los pilares del proyecto que es la educación y la formación y ha precisado que durante el pasado curso escolar y pese al confinamiento, cerca de 11.300 alumnos en más de 530 aulas pudieron aprender sobre basuraleza. El Proyecto ha estado también este curso en 21 universidades y en más de 60 centros de FP con LIBERA Makers, una iniciativa diseñada para involucrar a los estudiantes en la lucha contra la basuraleza a través de la innovación y del desarrollo de prototipos destinados a ese fin.

   Tanto Ruiz como Martín han informado del proyecto Ciencia LIBERA que realizan con colaboración con el CSIC para analizar el impacto de contaminantes en 140 Áreas Importantes para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad, gracias al cual se han recogido más de 2.500 muestras de agua, suelo, sedimento y excrementos de zorro, que han sido analizadas por técnicos de la institución científica. Los resultados del proyecto se presentarán el próximo 23 de febrero pero como adelanto, Ruiz ha advertido que una de las conclusiones es que "el capital natural está narcotizado, entre otras muchas sustancias".

   A su juicio, Ciencia LIBERA supondrá "un antes y un después" en el estudio de la basuraleza porque permitirá obtener una radiografía de la contaminación para poder después tomar medidas para frenar esta "catástrofe ambiental".