30 de mayo de 2020
3 de abril de 2020

El reciclaje de vidrio, papel, cartón, eléctricos o bombillas se resienten pero los envases suben un 15% por el COVID-19

El reciclaje de vidrio, papel, cartón, eléctricos o bombillas se resienten pero los envases suben un 15% por el COVID-19
Recogida selectiva de vidrio - ECOVIDRIO

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El reciclaje de vidrio, papel, cartón y aparatos eléctricos o electrónicos se ha resentido desde que hace ya tres semanas comenzó el estado de alarma en España, algo que no ha sucedido de momento con las pilas, baterías y menos aún con los envases, que crecieron un 15 por ciento, según datos facilitados a Europa Press por los principales sistemas integrados de gestión.

Uno de los flujos de residuos que más lo ha notado fueron los envases de vidrio, en buena medida por la decisión de cerrar los bares en España, que aportan al contenedor verde aproximadamente la mitad de este residuo.

Para el director general de Ecovidrio, José Manuel Núñez-Lagos, es "lógico e inevitable" que la recogida selectiva de vidrio se resienta en esta situación, ya que la crisis sanitaria está teniendo un "fuerte impacto" sobre la economía, el mercado de trabajo y los sectores clave como la hostelería, además de la preocupación generalizada de los ciudadanos.

Así, ha confirmado a Europa Press que al reciclaje de vidrio le influye "decisivamente" el cierre temporal de la hostelería que aporta el 52 por ciento de los envases de vidrio de un solo uso, pero también el freno al turismo o la disminución del consumo fuera del hogar, tanto en celebraciones, como por los aumentos de consumo en Semana Santa, en las ferias y la fiestas de distintas regiones. Además, admite que los ciudadanos pueden estar yendo con menor frecuencia a depositar sus envases a los iglús verdes.

Aunque es "pronto" para dar cifras del impacto del coronavirus en la recogida selectiva de vidrio, Núñez-Lagos ha afirmado que Ecovidrio ya está trabajando "en multitud de planes de acción" porque espera que en el mes de abril se producirá "una caída significativa" en los volúmenes de recogida de vidrio ante el lastre para el consumo que supone la crisis sanitaria. No obstante, admite que "es pronto para cifras cerradas", ya que es preciso ver cómo evoluciona este mes".

"Estaremos preparados para cuando se restablezca la normalidad para poner en marcha proyectos con los ayuntamientos, continuar con la instalación de contenedores, realizar campañas de movilización y, por supuesto, activar planes con el sector de la hostelería", ha asegurado.

Por ello, Núñez-Lagos explica que seguirán apostando "al 100 por cien" por el sector de la hostelería por su peso "estratégico" para España y por su "demostrado gran compromiso" con el reciclaje de envases de vidrio.

"Merecen todo nuestro apoyo. Esperamos que todos los bares y restaurantes puedan recuperar su actividad y que podamos seguir trabajando como hasta ahora por la sostenibilidad en este sector", desea.

En cuanto a su servicio de recogida, ha dicho que lo mantienen con "normalidad" y está trabajando "codo con codo" con los ayuntamientos y está colaborando con envasadoras, recogedoras, plantas de tratamiento y vidrieras para asegurar el correcto funcionamiento de la cadena de reciclado. En ese sentido, ha asegurado que la prioridad es garantizar la salud y el bienestar de los empleados.

ALTERNATIVAS DE CONCIENCIACIÓN

Núñez-Lagos ha añadido que mientras dure el confinamiento Ecovidrio está aprovechando para sensibilizar a padres y madres, jóvenes y niños para lo que ha creado la página de Internet www.tiempodereciclarse.com, que sirve de entretenimiento para los niños que tiene que estar en casa. También han lanzado la iniciativa para fomentar la colaboración mediante el movimiento #HoyYoRecicloVidrioPorTodos, que permite dejar mensajes en comunidades de vecinos para ofrecerse a los vecinos que no puedan a realizar esta labor por ellos.

Si bien, descarta que la cuarentena pueda influir en el hábito de reciclar vidrio en España porque está "asentado" aunque es posible que por el confinamiento y la preocupación por extremar las medidas de precaución los ciudadanos estén depositando los envases con menor frecuencia.

En todo caso, anima a que sigan las medidas de prevención y acudan al contenedor más cercano. "Esperamos que normalidad vuelva cuanto antes. Tan pronto ocurra, trabajaremos incansablemente con todos los agentes, especialmente con el sector hostelero, así como con las administraciones públicas de todos los niveles", concluye.

Por su parte, el consejero delegado de Recyclia, José Pérez, ha señalado a Europa Press que su nivel de servicio no ha disminuido pero "indudablemente" los flujos de residuos se han "ralentizado" por las propias limitaciones de movimiento de los ciudadanos, de la actividad comercial o el cierre de algunos puntos limpios como consecuencia de COVID-19.

De todas formas, recuerda que el reciclaje está considerado por el Gobierno como actividad "esencial y crítica" en las actuales circunstancias del estado de alarma, por lo que asegura que su estructura logística sigue "funcionando" para atender todas las solicitudes de recogida, teniendo en cuenta las medidas de prevención establecidas.

En estos momentos, explica que las mayores incidencias se deben a que la recogida separada de los aparatos electrónicos en desuso y de las pilas y baterías exige al ciudadano desplazarse, bien a un punto limpio o a una superficie comercial que disponga de contenedor para pequeños electrodomésticos, cartuchos de impresora, bombillas o pilas.

En particular, observa que es más "sencillo" poder seguir reciclando las pilas porque la red de recogida es "muy amplia" y muchos red de puntos de recogida es muy amplia y muchos de los establecimientos de alimentación, cuya apertura está permitida por el Real Decreto del estado de alarma, cuentan con contenedores.

En todo caso, ha hecho hincapié en que el volumen de recogida ha descendido en España igual que en el resto de Europa, según ha corroborado con sus colegas europeos, y los miembros del WEEE Forum, organización internacional que agrupa a los principales sistemas colectivos de gestión de residuos electrónicos.

En definitiva, confía en que pilas y baterías se resientan menos por la cercanía y la capilaridad, mientras que sí prevé que descienda en el caso de los electrodomésticos. De hecho, cree que aumentará el reciclaje de pilas porque al pasar más tiempo en casa los ciudadanos sube el uso de muchos dispositivos que usan pilas y baterías como los juguetes mecánicos o las radios portátiles.

Pese a prever una reducción en el volumen de recogida estas semanas, Pérez opina que después se experimentará un repunte en las cifras que equilibrará el cómputo global y coincide con Núñez-Lagos en que el COVID-19 no afectará "a la concienciación de los ciudadanos.

"Soy así de contundente porque uno de nuestros mayores esfuerzos es la concienciación en la necesidad de reciclar y la persona que se conciencia, lo hace para siempre. Por lo tanto, la conducta será almacenar en casa el residuo y depositarlo en el contenedor correcto cuando las circunstancias lo permitan", ha sentenciado.

MÁS RECICLAJE DE ENVASES

Por el contrario, durante el estado de alarma el reciclaje de envases domésticos de brick, plástico y metal, ha aumentado en un 15 por ciento a consecuencia del mayor del consumo dentro de los hogares por el confinamiento y por la "firmeza del compromiso" de los ciudadanos con el medio ambiente. Los datos, facilitados por Ecoembes a Europa Press, corresponden a más del 80 por ciento de las plantas de selección de toda España.

Según han garantizado, las administraciones locales de todo el país están aplicando las medidas de seguridad en las plantas de selección necesarias para continuar con el servicio de reciclaje con las máximas garantías.

Sin embargo, Ecoembes sí ha detectado un descenso en los contenedores azul y de resto a consecuencia, de nuevo, del parón en la hostelería, el sector comercial y los servicios en toda España.