5 de agosto de 2020
4 de abril de 2008

Renovado el convenio para subvencionar los desplazamientos en taxi a personas con minusvalías

PAMPLONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, y la presidenta de la Coordinadora de Minusválidos Físicos de Navarra, Ana María Guerendiain, firmaron hoy el convenio que permitirá el funcionamiento del servicio municipal de bono-taxi hasta el 31 de diciembre de 2008, un servicio que el año pasado utilizaron 172 vecinos afectados por distintos tipos de minusvalías, un 30 por ciento más que en el año 2006, cuando se beneficiaron de él 132 personas.

Este programa cubre a ciudadanos que tienen problemas de movilidad o que no pueden acceder al transporte colectivo. En general, son personas que necesitan sillas de ruedas o dependen de bastones, por lo que les es difícil usar escaleras o deambular por las calles sin ayuda, pero también engloba a quienes estén en esas circunstancias por tener discapacidad visual.

Los ciudadanos, mediante estas ayudas, podrán durante todo el año 2008 coger un taxi y pagar la carrera entregando a cambio un bono suministrado por el Ayuntamiento de Pamplona en lugar de dinero en efectivo. La cantidad total de dinero destinada desde el Consistorio a este servicio en este año es de 160.788 euros, 27.234 más que en 2007. La subvención se obtiene caso a caso y en ningún momento podrá superar los 108 euros por usuario al mes.

La base de estas ayudas se fundamenta en que los autobuses urbanos no son vehículos adaptados en todas las líneas de transporte todavía. La aplicación de este programa que funciona desde los años 90 se gestiona mediante un convenio de firma anual con la Coordinadora de Disminuidos Físicos de Navarra, que es lo que hoy se llevó a cabo.

CÓMO FUNCIONA EL SISTEMA

Las personas que se acogen a este programa reciben trimestralmente los talonarios de bonos que reparte la Coordinadora de Disminuidos Físicos de Navarra en su sede de la calle doctor Labayen 15 bajo, en el barrio de San Jorge. Luego, en cada desplazamiento que realizan usando el servicio público de taxis pagan la carrera bonos (los hay de 3 y de 0,5 euros, identificados por distintos colores), algo de lo que previamente se avisa al taxista.

El conductor posteriormente lo remite a la Coordinadora o a Caja Navarra, que son quienes hacen en un primer momento efectivo en dinero, para después facturalo mensualmente y con los justificantes oportunos al Área de Bienestar Social y Deporte, que finalmente se hace cargo del desembolso.

Los bonos no empleados y los justificantes de los usados deben entregarse trimestralmente a la Coordinadora. Los bonos emitidos caducan mensualmente.

QUÉ CUBRE EL SERVICIO

La cobertura de estas subvenciones tiene dos modalidades. En la primera se otorgan 65 euros al mes para quienes tengan dificultades bien para acceder a la parada de autobús, o bien para subirse a la villavesa. La segunda modalidad es para quienes sumen ambas limitaciones y en ese caso la ayuda mensual máxima es de 108 euros.

La utilización del bono-taxi da derecho a desplazamientos urbanos e interurbanos dentro de la Comarca de Pamplona. El uso del bono tiene carácter personal y es intransferible. La identidad de usuario se acredita mediante un documento que permite al taxista comprobar los datos del pasajero. Los beneficiarios se comprometen a identificarse, a respetar las condiciones marcadas para el servicio y a conservar la matriz de los bonos que, junto con los no utilizados, entregará a la Coordinadora de Disminuidos Físicos de Navarra para su retirada.

Para solicitar la subvención municipal es necesario tener un 33 por ciento de pérdida de capacidad funcional, anatómica o visual, acreditada a través del Certificado Oficial de Minusvalía emitido por el Instituto Navarro de Bienestar Social. Además, el solicitante debe estar empadronado en Pamplona con al menos un año de antigüedad y permanecer de alta en el padrón mientras se recibe la ayuda.

Pero la prestación de estos servicios está relacionada también con el nivel de renta, por lo que los beneficiarios no pueden superar un determinado límite de ingresos anuales. Desde el convenio del año pasado se añadió la posibilidad de que en caso de declaraciones de renta individuales, se computen únicamente los ingresos del solicitante. En caso de declaración conjunta, se hace una estimación.