30 de mayo de 2020
23 de enero de 2008

El sector financiero, uno de los más flexibles del mercado en conciliación laboral, según expertos

Fundación Alares e IESE presentan un estudio sobre la conciliación entre la empresa y la familia en el sector financiero

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El sector financiero es uno de los más flexibles del mercado en conciliación laboral, según indicó la profesora y directora del Centro Internacional de Trabajo y Familia del IESE-Universidad de Navarra, Nuria Chichilla, con motivo de la presentación del primero de los estudios, 'Conciliación Empresa-Familia en el Sector Financiero', perteneciente a la colección "Estudios Alares-IESE" sobre conciliación, vida familiar y personal.

Al respecto, el ensayo señala que "el sector financiero destaca dentro de un mercado competitivo, por su enfoque a la rentabilidad y por incluir medidas de conciliación. Además, se encuentra por encima de la media global en lo que se refiere a los niveles de desarrollo de una Empresa Familiarmente Responsable (EFR)".

"Del total de empresas, el siete por ciento no sólo tienen políticas de conciliación, sino que también crean un ambiente empresarial propicio para su desarrollo, su cultura es ya familiarmente responsable. En cambio, hay un trece por ciento 'contaminantes del entorno'. Éstas aún no han entendido el nuevo reto, ya que carecen de políticas familiarmente responsables", añade el estudio.

LA MUJER EN LA PLANTILLA, SINÓNIMO DE POLÍTICA DE CONCILIACIÓN.

En cuanto a las nuevas tendencias del mercado laboral, el informe destaca que el fenómeno sociodemográfico de la incorporación de la mujer al mundo laboral ha sido la causa "dominante" del la flexibilización de las empresas en las últimas décadas. "Las empresas que tienen mayor número de mujeres en su plantilla han desarrollado mayores políticas de conciliación", indica.

Esta situación se acentúa en el sector financiero, según este proyecto, "hay empresas donde más del setenta y cinco por ciento son mujeres en la plantilla. En estos casos se da una cultura empresarial dentro del entorno de trabajo y están establecidas unas políticas de conciliación que son esenciales y además, se realizan prácticas familiarmente responsables. Por contra, cuanto mayor es el porcentaje de empleados temporales en una plantilla, menor es la implantación de estas políticas de conciliación".

EL SECTOR FINANCIERO, A LA VANGUARDIA EN FLEXIBILIDAD LABORAL.

En cuanto a las medidas de flexibilidad horaria en el sector, el 56 por ciento de las empresas otorgan un horario laboral flexible frente a un 38 por ciento de la muestra total. La distribución irregular del tiempo de trabajo se ha introducido en el sector de intermediación financiera -- bancos, cajas de ahorro, compañías de seguros --, aunque también ha tenido un gran impacto en sectores con un alto nivel de empleo temporal.

"El 41 por ciento de las empresas del sector frente al 31 por ciento de la muestra total utilizan las políticas de conciliación familiar como estrategia corporativa. Asignar un presupuesto a las iniciativas de flexibilidad, indica que son consideradas dentro de la estrategia de la organización. En el sector financiero el treinta y cinco por ciento de las empresas cuenta con un presupuesto, el doble de la muestra total, y dentro de estas empresas, el veinte por ciento hace una revisión anual frente al dieciocho por ciento del total de empresas de la muestra", concluye el estudio.

Estos resultados se obtuvieron en el estudio IFREI -- IESE Family Responsible Employer Index -- del año 2007 donde participaron 857 empresas, de las cuales el 15 por ciento son pymes y el 85 por ciento grandes empresas. Estos porcentajes se compararon con las cincuenta y ocho empresas del sector financiero -- banca, entidades financieras y seguros --, pertenecientes al seguro privado.

Fundación Alares tiene como objetivo la investigación, aporte y desarrollo de propuestas y soluciones para las nuevas necesidades del siglo veintiuno, en los que la igualdad de oportunidades y la erradicación de cualquier discriminación, multiculturalidad, así como la sostenibilidad especialmente en lo referente a la cohesión social y a la competitividad económica son los retos más acuciantes.