14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • Sábado, 12 de Octubre
  • Viernes, 11 de Octubre
  • 30 de enero de 2018

    Simulaciones en 3D, juegos y simulacros para concienciar a trabajadores sobre siniestralidad vial laboral

    Simulaciones en 3D, juegos y simulacros para concienciar a trabajadores sobre siniestralidad vial laboral
    EUROPA PRESS

       MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

       Simulaciones de conducción, juegos 'bajo los efectos del alcohol' y simulacros sobre cómo socorrer a un herido por accidente de tráfico son las dinámicas que Ibermutuamur imparte a empresas para concienciar a los trabajadores sobre siniestralidad vial laboral.

       Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Vial, en 2016 se produjeron en España un total de 64.737 accidentes laborales de tráfico, el 11,4% del total de accidentes que se producen durante la jornada laboral. De estos más de 64.000 accidentes de tráfico, la mayoría se producen (47.761) 'in itinere', es decir de camino al trabajo, mientras que el resto (16.976) se producen dentro de la jornada laboral.

    Cargando el vídeo....

       Estas iniciativas forman parte de los contenidos "mínimos" que Ibermutuamur facilita a sus empresas mutualistas y que, según la mutua, deberían incluirse en un Plan de Movilidad para empresas. Antes de iniciar el taller práctico, Ibermutuamur proyecta a los empleados un vídeo ilustrativo sobre la posición correcta de un conductor al volante.

       El taller consiste en tres dinámicas. Una de estas consiste en una serie de juegos en el que el participante experimenta en primera persona los efectos que tiene el alcohol sobre el organismo. La dinámica comienza eligiendo la cantidad de alcohol con cuyos efectos se quiera experimentar. Para ello, y a través de un programa interactivo, el usuario tendrá que especificar el sexo, la edad y el peso, factores que influyen en la asimilación del alcohol por parte del organismo.

       Una vez elegidos los parámetros, cada participante tendrá un abanico de opciones de consumo alcohólico entre los que elegir: una caña de cerveza, una copa de vino o un cubata de ron, entre otras muchas. Por ejemplo, una joven de 25 años con un peso de 63 kilogramos, elige 'jugar' bajo los efectos de una copa de whiskey y otra de ron, superando así la tasa máxima permitida de alcohol.

       Según el cálculo emitido, participará con las gafas (en total hay cuatro), que más se aproximen al nivel emitido. Así, con unas gafas que simulan una tasa de alcoholemia entre 0.40 y 0.75 miligramos por litro de aire expirado, la joven deberá hacer varios ejercicios. Uno de ellos consiste en intentar caminar recto sobre una línea pintada en el suelo. Lo mismo sucede con unos conos que el usuario deberá cruzar en zig zag. Los resultados son algo negativos: la visión es borrosa y produce mareos al mover la cabeza.

       También probará a tirar a canasta e incluso a ejercer de guardameta para evitar un gol, pero también el trabajador se someterá a una prueba sobre construir un 'castillo' con vasos de plástico o introducir y recoger pequeños objetos (como un lápiz) sobre pequeños recipientes ajustados. Los resultados son incluso peores si se realizan con unas gafas de nivel superior (entre 0.50 y 0.85), pues el usuario llega a ver doble.

    SIMULACIÓN INTERACTIVA EN 3D

       La segunda dinámica consiste en una simulación interactiva en 3D de conducción, muy similar al de unos juegos recreativos, con el objetivo de experimentar el peligro potencial de una actividad tan rutinaria como es desplazarse en coche.

       Para ello, un instructor, por medio de un teclado, provoca situaciones extremas de riesgo, tales como la aparición de agua en la calzada pudiendo provocar 'aquaplaning' o niebla, impidiendo la visibilidad de la calzada, o bien la interferencia de otros usuarios, como niños que asaltan un paso de peatones corriendo detrás de una pelota. El usuario deberá reaccionar ante estas situaciones, accionando las luces adecuadas según la meteorología o conociendo qué señal prevalece en caso de coincidir un semáforo con un 'stop'. Al final del recorrido, la pantalla indica cuántos fallos ha cometido el conductor.

       El taller finaliza con una dinámica sobre atención al accidentado de tráfico, que aúna explicaciones por parte de un médico sobre cómo actuar ante este tipo de casos, con demostraciones prácticas sobre cómo hacerlo. Durante la sesión se hace hincapié en el método PAS (Proteger, Avisar y Socorrer).

       El experto pone el foco en dónde se debe llevar el chaleco reflectante o en la distancia a la que se tienen que poner los triángulos de emergencia cuando un conductor se encuentra con un accidente de tráfico donde hay heridos. También señala que el testigo del siniestro deberá llamar al 112 y nunca colgar a menos que se lo especifiquen al otro lado del teléfono. La última explicación, y la más importante, se centra en cómo socorrer a la víctima. Sólo se procederá a sacar a una persona de un coche volcado en caso de que tenga una parada cardiorespiratoria. Para ello, se comprueba si respira, si tiene pulso o si tiene consciencia.

       El instructor enseña entonces cómo se debe sacar a una persona cuando falla alguna de estas comprobaciones a través de dos maniobras, que luego deberán realizar los participantes. La primera de ellas es la de 'Rautek', en la que movilizando la cabeza con una de las manos, se procede a mover el cuerpo de manera que al desplazarlo quede tumbado, siempre con el cuello inmovilizado con la otra mano, encima de ti. La segunda maniobra es la denominada de la 'Boa', procedimiento similar al de 'Rautek' pero con la diferencia de que se utiliza una sábana que se enrolla al cuello a modo de collarín y rodea los brazos para ejercer de arnés.

       Desde la puesta en marcha del taller hace un par de años, se han celebrado 350 sesiones en las que han participado 5.370 empresas. Según datos de Ibermutuamur, los afectados por accidentes laborales de tráfico tienen una baja de casi 45 días de duración, frente a los 33,5 días de un accidente tipo, y el coste medio de la incapacidad temporal por este tipo de siniestros fue de 1.586 euros por persona, sin incluir asistencia sanitaria, mientras que de otros accidentes laborales es de 1.380 euros.

       Según datos del Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo (INSSBT), los accidentes de tráfico representan la segunda causa de muerte por accidente laboral y la segunda causa de muerte no natural en España.

    Para leer más