21 de febrero de 2020
6 de septiembre de 2018

Veolia renueva sus certificados AENOR que la acreditan como una empresa medioambientalmente sostenible

Veolia renueva sus certificados AENOR que la acreditan como una empresa medioambientalmente sostenible
VEOLIA

MADRID, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Veolia ha renovado las certificaciones que acreditan, para sus filiales, las normas de calidad (UNE-EN ISO 9001:2015), medio ambiente (UNE-EN ISO 14001:2015), eficiencia energética (UNE-EN ISO 50001:2011) y seguridad y salud en el trabajo (OHSAS 18001:2007), según ha informado la compañía.

La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR) ha evaluado y confirmado estos sellos para las actividades de agua y energía. Además, como novedad de este año, Veolia ha verificado su huella de carbono (UNE-EN-ISO 14064-1 2: 2012).

La huella de carbono es una herramienta que permite medir el impacto que tiene sobre el clima la actividad de una empresa u organización, ya que hace referencia a la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que se emiten de forma directa o indirecta. Con la verificación de su huella de carbono, Veolia colabora de forma activa a la reducción de emisiones de CO2 que se emiten a la atmósfera.

Estos certificados, que son el resultado de una auditoría voluntaria a la que se sometió Veolia el pasado mes de abril, suponen un reconocimiento al "cumplimiento de unos rigurosos parámetros", lo que "demuestra la constante vocación de mejora de la compañía y su responsabilidad con el cuidado del entorno y el desarrollo de la economía circular".

Como resultado de esta auditoría, Veolia "consolida" el alcance de la actividad de energía y "reafirma su apuesta por el desarrollo de la actividad de agua en España", cuyo alcance incluye la operación y el mantenimiento de plantas de tratamiento de agua, la operación y mantenimiento de plantas de tratamiento de fangos y la instalación y puesta en marcha de plantas de tratamiento de agua.

En España, la compañía produce cada año 22 millones de metros cúbicos de agua potable gracias a las plantas de tratamiento, que tienen como objetivo garantizar su suministro a largo plazo. Además, trata 52 millones de metros cúbicos de aguas residuales urbanas y 21 millones de metros cúbicos de aguas residuales industriales, permitiendo su reutilización o devolución segura al medio ambiente.

Para leer más