5 de mayo de 2015

RSC.-Abengoa gana un contrato de 185 millones para la primera biorrefinería de EEUU a partir de residuos urbanos

RSC.-Abengoa gana un contrato de 185 millones para la primera biorrefinería de EEUU a partir de residuos urbanos
ABENGOA

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Abengoa se ha hecho con un contrato valorado en cerca de 200 millones de dólares (unos 185 millones de euros) para construir la primera biorrefinería que producirá biocombustibles a partir de residuos sólidos urbanos en Estados Unidos.

En declaraciones a Europa Press, el vicepresidente ejecutivo del área de Ingeniería y Construcción de Abengoa, Manuel Valverde, ha explicado que la particularidad de esta biorrefinería es que "utiliza residuos sólidos urbanos para producir de manera comercial combustibles totalmente renovables, con especial aplicación en la aviación, donde la pureza del combustible es un elemento diferencial".

"Es la primera planta a nivel mundial que se construye con este propósito, y la primera a nivel comercial", ha detallado, por lo se trata de "la primera planta que se construye nivel mundial que produce biocombustibles a partir de residuos sólidos urbanos, utilizando tecnología de gasificación".

En cuanto a su nivel de producción, ha indicado que alcanzará los 11 millones de galones, es decir, aproximadamente 40 millones de litros anuales de combustible, a partir de unas 200.000 toneladas de residuos sólidos urbanos.

La empresa española ha sido seleccionada por Fulcrum Bioenergy para construir esta planta. "La capacidad tecnología y trayectoria de ejecución ha sido básica para la selección de Abengoa como empresa EPC llave en mano para este proyecto, que cuenta con el apoyo tanto de los Departamentos de Defensa y Agricultura de USA como de empresas privadas de aviación comercial. Esta selección de Abengoa es especialmente relevante en un mercado tan competitivo y estratégico como el estadounidense", ha señalado Valverde.

En este sentido, ha indicado que "este proyecto es el primero de un Pipeline muy interesante de proyectos que Fulcrum ya tiene en desarrollo y que forma parte del acuerdo estratégico entre ambas empresas".

Abengoa será responsable de la ejecución llave en mano de la planta, incluida la ingeniería, el diseño y la construcción. Está previsto que este proyecto genere más de 500 puestos de trabajo durante la fase de construcción y 100 puestos de trabajo más durante el periodo de operación de la planta.

La biorrefinería se encuentra ubicada en el Centro Industrial Tahoe-Reno, a unos 20 kilómetros al Este de Reno, en Nevada. La iniciativa proporcionará una alternativa sostenible a las grandes cantidades de residuos que se generan cada año en la zona y que, de otro modo, acabarían en un vertedero.

REDUCCION DE VERTEDEROS

El proceso de convertir los residuos en combustibles renovables para transporte reducirá significativamente el número de vertederos, que cada vez preocupan más en Estados Unidos debido a los contaminantes químicos que emiten al aire y que se filtran a las aguas subterráneas.

Abengoa indica que esta circunstancia supone un problema cada vez mayor, debido al aumento de la población de Estados Unidos, que hace que se incremente proporcionalmente la cantidad de la basura generada.

Gracias a la utilización de este combustible sostenible se reducirá además la dependencia energética del exterior, así como la huella de carbono de la industria de la aviación.

Abengoa ya da empleo a más de 4.000 personas en Estados Unidos, donde ha logrado crecer un 17% anual en los últimos dos años. La empresa ha desarrollado en el país proyectos de referencia como la planta termosolar de Solana o la de Mojave, de 280 megavatios (MW) cada una, así como una planta fotovoltaica de 200 MW en California o el proyecto de abastecimiento de agua de San Antonio, en Texas.

"Con su apuesta por este proyecto que aporta una solución sostenible para la obtención de combustibles de aviación a partir de los residuos sólidos urbanos, Abengoa continúa con el apoyo al desarrollo sostenible", ha concluido Valverde.

Para leer más