5 de febrero de 2015

Amigos de la Tierra propone incentivos fiscales para los edificios y comunidades más sostenibles

Amigos de la Tierra propone incentivos fiscales para los edificios y comunidades más sostenibles
EUROPA PRESS/CHG

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El responsable del área de clima y energía de Amigos de la Tierra, Alejandro González, ha abogado por aplicar incentivos fiscales a los edificios y comunidades más sostenibles, incidir en la propiedad de las redes de distribución, motivar a la ciudadanía para la autoproducción de energías renovables e incentivar la eficiencia energética para transformar el modelo energético.

"Es necesario y urgente que las ciudades más sostenibles inspiren y guíen el cambio", ha afirmado González en el marco de las jornadas 'Energía comunitaria - Apoyando a las autoridades locales y las comunidades hacia la sostenibilidad energética en el ámbito local', organizadas por Amigos de la Tierra e ICLEI (Gobiernos Locales por la Sostenibilidad).

A su juicio, "todos los agentes de cambio del modelo de la sociedad civil coinciden en identificar a los municipios y entidades locales como la clave para transformar el modelo energético".

Según ha informado Amigos de la Tierra, el encuentro ha contado con agentes locales, técnicos, responsables políticos e integrantes de organizaciones sociales implicadas en la sostenibilidad energética a nivel local.

Además, ha añadido que, durante esta jornada, "los municipios pioneros en la transformación hacia las energías renovables han narrado sus experiencias, retos, logros y ejemplos en la implementación de diferentes medidas encaminadas al uso de energías limpias".

En el encuentro se han abordado casos de éxito en energías renovables y sostenibilidad como el modelo escocés que, según ha defendido Amigos de la Tierra, es "un claro ejemplo en el que la ciudadanía ya es propietaria de su energía y la administración incentiva los proyectos de energía renovable a través de asesoramiento y financiación".

Se ha puesto sobre la mesa también el caso del municipio barcelonés de Rubí, donde "toda la energía consumida en la localidad procede de fuentes de energía renovable" y, desde la administración, se está promoviendo "el autoconsumo y la eficiencia energética".

Finalmente, ha puesto en valor el trabajo desarrollado en la ciudad de Calviá (Islas Baleares) donde se han instalado "paneles fotovoltaicos en buena parte de sus edificios públicos" y se fomentan "criterios de eficiencia energética a través de incentivos fiscales"; así como el de El Hierro, donde su central hidroeléctrica "cubrirá el 100% de la demanda eléctrica de la isla".