3 de abril de 2020
18 de diciembre de 2008

RSC.-El consumo de café de Comercio Justo en el Ayuntamiento de Madrid beneficia a campesinos de Colombia y Tanzania

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consumo de café de Comercio Justo en los diferentes cáterings del Ayuntamiento de Madrid, en virtud de un acuerdo plenario adoptado por unanimidad el pasado mes de mayo para potenciar este tipo de productos, está beneficiando a comunidades campesinas de Colombia y de Tanzania, informó hoy el Consistorio.

El proyecto 'Café Ciudad por el Comercio Justo, el Café que nos une' tiene como objetivo convertirse en una herramienta que ayude a desarrollar el comercio justo en general y, en particular, a las comunidades que participan en su elaboración. Este café, producido en condiciones de justicia y solidaridad, se enmarca dentro del programa europeo Ciudad por el Comercio Justo, que cuenta con el apoyo de administraciones públicas y otros agentes sociales y que, por primera vez, ha reunido a un número importante de organizaciones del sector en un proyecto común.

En concreto, las organizaciones que se ven favorecidas directamente por la venta de este producto son la Federación Campesina del Cauca (Colombia) y Kagera Cooperativa Unión (Tanzania).

El director general de Consumo del Ayuntamiento, Ángel Sánchez, presentó hoy esta iniciativa junto con las ONGs que participan en el proyecto y señaló que "el hecho de que se dé una imagen de proyecto común aporta un plus de credibilidad a una iniciativa que, evidentemente, ya la tiene, y que sirve para transmitir a las sociedad su sentido desde el punto de vista de la solidaridad y también desde el punto de vista ambiental también".

El apoyo al lanzamiento de este café se engloba dentro de las actividades que tiene previsto realizar para sensibilizar a los madrileños sobre este tipo de comercio y conseguir el status de Ciudad por el Comercio Justo que actualmente tiene ya Roma, Dublín, Bruselas o Córdoba.

"Queremos que Madrid sea declarada ciudad a favor del comercio justo, pero seguiremos trabajando en el futuro para que el comercio justo tenga una presencia cada vez mayor en la ciudad de Madrid y en la vida de los madrileños, y que sea una opción más para que cada ciudadano pueda elegir", explicó Sánchez.

La Organización Mundial de Comercio justo (IFAT) es una red mundial constituida por más de 300 organizaciones de más de 60 países que acredita a organizaciones de Comercio Justo en base al cumplimiento de diez estándares.

En primer lugar, se deben crear oportunidades para grupos de productores desfavorecidos de una manera transparente y con un funcionamiento democrático para beneficiar las necesidades básicas de la comunidades productoras y a los consumidores. Además, la relación comercial debe ser equitativa y a largo plazo, bajo la premisa de un precio justo para los productores.

Con este proyecto debe intentar también lucharse contra la explotación laboral infantil, debe fomentar la equidad de género y debe garantizar unas condiciones laborales dignas. Asimismo, debe favorecer la construcción de capacidades y ofrecer asistencia para los grupos productores desfavorecidos, y aportar información y sensibilización sobre el Comercio Justo, siempre cuidando del medio ambiente.