8 de abril de 2020
22 de octubre de 2014

Fundación Cajasol dejará Laraña en noviembre para potenciar San Francisco, donde traslada toda la programación

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Cajasol dejará a inicios de noviembre el edificio del centro cultural de la calle Laraña en Sevilla, el antiguo teatro Álvarez Quintero, para poner en valor el edificio en propiedad de la plaza de San Francisco, donde trasladarán todas sus actividades y su programación cultural, que se mantendrá.

Fuentes de la Fundación han resaltado a Europa Press que el edificio de la calle Laraña estaba en concesión con el Ayuntamientos de Sevilla, con el que tenía un acuerdo hasta 2020, aunque, según precisan las fuentes, podían rescindir el contrato cuando estimara oportuno, según el pliego de condiciones, algo que van a hacer ahora, sin coste alguno, y en un clima de "buena disposición y mucho diálogo entre las partes, esto es, Ayuntamiento y Fundación".

Las fuentes han indicado que el motivo para dicho traslado se encuentra en la necesidad de "optimizar todos los edificios propios que tiene la Fundación y en concreto poner en valor el edificio de San Francisco".

Asimismo, han dejado claro que la programación del centro cultural "se traslada al completo" y han asegurado que la Fundación "va a seguir cediendo los espacios, no habrá recortes en la programación cultural, todo lo contrario, habrá mas actividades".

La Fundación, que en los próximos concretará el proyecto de San Francisco y las atarazanas, ha explicado que tiene una serie de inmuebles y de patrimonio propio "que preservamos en la operación con CaixaBank y que vamos a remodelar y rehabilitar, en Huelva, Sevilla, Jerez, Cádiz y Córdoba".

Las fuentes han explicado que en el plan de la Fundación, el edificio de San Francisco, cuando se empezó a construir la torre Pelli, tenía como objetivo albergar el museo y el centro cultural de la Fundación Cajasol, porque la torre se concibió como edificio de oficinas".

Estas fuentes han indicado que los proyectos "se han ido adaptando a cada situación y a cada circunstancia" y han precisado que la Fundación Cajasol "posee el edificio de Sierpes, San Francisco, Villasís y el local de la calle Imagen", mientras que en concesión por parte de la Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento tenía el edificio de la calle Laraña, el antiguo teatro Álvarez Quintero, denominado centro cultural Cajasol.

Fuentes de la Fundación han indicado que el teatro Álvarez Quintero "se cerro y se abandonó" y El Monte llegó a un acuerdo con Urbanismo para rehabilitar el edificio, explotándolo en régimen de concesión hasta 2020.

Las fuentes precisan que la zona acristalada de la esquina izquierda del edificio pertenece a un particular, por lo que ahora, con la marcha de la fundación, se va a cerrar y tapiar para que permanezca como local independiente. Asimismo, han precisado que en el desalojo "dejaremos todo el mobiliario, dejando el teatro en perfectas condiciones".

COSTES DE UN MILLÓN DE EUROS EN LARAÑA

Estas fuentes han indicado que el centro cultural de Laraña "tiene unos costes muy altos, que vamos a invertir en el edificio de San Francisco, donde hay más de 7.500 metros cuadrados y donde se van a albergar salas de usos múltiples, salas de exposiciones, salón de actos y vamos a incorporar aulas y talleres que nos permiten poder desarrollar el plan de acción". Los costes de Laraña suman en torno al millón de euros, donde se incluyen 400.000 euros en concepto de canon, más los gastos de mantenimiento del edificio.

Estas fuentes han precisado que la concesión cumple en 2020, "pero ahora, viendo todos los edificios que tenemos en propiedad e intentando que nuestras propiedades tengan el mayor uso y disfrute para todos los ciudadanos, y cumpliendo el plan de acción para próximos años, y con la apertura de sedes de Córdoba, Cádiz, la remodelación de Jerez y la de Huelva, hemos decidido devolver el edificio de Laraña ya, pues la concesión terminaba en breve".

Han recordado asimismo que la Fundación se ha incorporado al proyecto de las Atarazanas, tras lo que dejan claro que la programación de actividades culturales "va a seguir desarrollándose con normalidad en la plaza de San Francisco e incluso vamos a poder hacer muchas más actividades porque el edificio de la plaza nos permite tener más metros cuadrados".

Reconoce que el teatro de San Francisco tiene 378 butacas y el del centro cultural tiene 480 butacas y han precisado que en enero se inaugurará la sala de exposiciones y usos múltiples.

"En San Francisco no hay que hacer obras sino adaptar espacios, y este edificio tiene una ubicación más céntrica y más tránsito", han resaltado las fuentes, quienes aseguran que "actualmente todas la actividades de San Francisco tiene el doble y el triple de visitas y usuarios respecto al centro cultural".