3 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

RSC.-Global Witness acusa a empresas asiáticas, belgas y británicas de financiar a las milicias del este de RDC

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental británica Global Witness ha acusado a varias empresas asiáticas, belgas y británicas de estar financiando a las milicias armadas que operan en la región de los Kivus, en el este de la República del Congo (RDC), para hacerse con las riquezas minerales de la zona.

En un comunicado, la ONG informa de que dispone de una lista de alrededor de 200 empresas que no ejercen ningún control para certificar la procedencia de los minerales que adquieren.

En esta lista figura Thaisarco, filial de la compañía británica Amalgamated Metal Corporation (AMC), quinto productor mindial de estaño. Mediante un representante en Kivu, Thaisarco adquiere casiterita y coltán procedente de las minas que se encuentran bajo control del grupo rebelde Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), según Global Witness.

En su comunicado, Global Witness acusa tanto a los grupos rebeldes como al propio Ejército de la RDC de aprovecharse de la población civil para acceder a los minerales más valiosos.

A juicio de la ONG, el Gobierno de la RDC debe impedir el acceso de los rebeldes a los yacimientos de minerales y los Gobiernos de los países de las empresas que adquieren estos productos deben exigir cuentas para que cese este comercio ilegal. Asimismo, añadió, los jefes de Estado de los diez países miembros de la Conferencia Internacional para la Paz en los Grandes Lagos deben apoyar el proceso de certificación de los minerales procedentes de Kivu.