18 de enero de 2020
  • Viernes, 17 de Enero
  • 5 de marzo de 2013

    El SNE, CEN, Cormin y la Fundación Mapfre impulsarán la integración laboral de personas con discapacidad intelectual

    Se prevé que unas 36 personas con discapacidad puedan ser empleadas por empresas navarras hasta final de año

    PAMPLONA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Servicio Navarro de Empleo, la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), el Cormin y la Mapfre han firmado un convenio para impulsar en la Comunidad foral el programa 'Juntos somos capaces', de Fundación Mapfre, que tiene como objetivo la integración laboral de personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y parálisis cerebral.

    Este programa, impulsado por Fundación Mapfre en la mayoría de comunidades españolas, busca promover la formación ocupacional y la inserción laboral de estas personas, que se encuentran en riesgo de exclusión social y en situación de desempleo de larga duración.

    Con la puesta en marcha de este programa en la Comunidad foral, la Fundación Mapfre se ha marcado como objetivo que de aquí a final de año "como mínimo" se puedan integrar laboralmente a 36 personas con discapacidad, aunque intentarán superar "las 40 personas".

    El convenio ha sido rubricado este martes, en rueda de prensa, por la vicepresidenta y consejera de Economía, Hacienda, Industria y Empleo del Ejecutivo foral, Lourdes Goicoechea; el presidente de la CEN, José Antonio Sarría; el presidente del Cormin, Javier Miranda; y el director territorial de Mapfre en Navarra y La Rioja, Jesús Garrido. En la comparecencia pública también ha estado presente el director general del Instituto de Acción Social de la Fundación Mapfre, Fernando Garrido.

    Tras la firma del convenio, la consejera de Economía y Hacienda del Ejecutivo foral, Lourdes Goicoechea, ha resaltado que con este tipo de acción se intenta "dinamizar la inserción laboral" de las personas con discapacidad intelectual, que "aunque son discapacitados son muy capaces" en sus puestos de trabajo.

    Por ello, Goicoechea ha apostado por "sensibilizar a las empresas y trabajar con ellas para conseguir la inserción de estas personas en el mercado ordinario de trabajo" y así "lograr la igualdad de oportunidades en el acceso al empleo".

    Según ha detallado la consejera, en Navarra se cuenta "con un buen sistema de apoyo al empleo protegido" como demuestra que "1.200 personas estén trabajando en centros especiales de empleo e inserción sociolaboral". No obstante, ha dicho que es "consciente" de que "en el acceso al mercado ordinario de personas con discapacidad hay retos que cumplir".

    Por su parte, el presidente de los empresarios navarros, José Antonio Sarría, ha reconocido que "hay pocos datos" sobre el número de personas con discapacidad intelectual que están empleados en la actualidad en empresas ordinarias, si bien ha concretado que, según los datos de un estudio elaborado en el año 2010 a 176 compañías navarras, el 1,44 por ciento de sus plantillas estaban ocupadas por personas con discapacidad.

    INTEGRAR A LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD, "UN RETO"

    En el acto también ha tomado la palabra el presidente del Cormin, Javier Miranda, quien ha asegurado que el empleo es "una cuestión fundamental, vital y prioritaria" para la organización. "El empleo es la conexión con la sociedad", ha subrayado Miranda, para defender que "la gente con discapacidad es tan válida como cualquier otra persona para trabajar en una empresa ordinaria".

    En este sentido, ha lamentado los "perjuicios" existentes por parte de los responsables de algunas compañías para contratar a personas con discapacidades intelectuales y ha defendido que "la discapacidad no deslegitima a las personas".

    CARACTERÍSTICAS DEL PROGRAMA

    Sobre el programa 'Juntos somos capaces', el director territorial de Mapfre en Navarra y La Rioja, Jesús Garrido y el director general del Instituto de Acción Social de la Fundación Mapfre, Fernando Garrido, han explicado que, en un primera fase, se realizará un análisis de las asociaciones y empresas de la zona, estudiando los perfiles de demandantes de empleo de las asociaciones y creando sinergias para adaptarse a las necesidades de cada empresa.

    Los candidatos, procedentes de las bolsas de empleo de las asociaciones que participan en el programa, recibirán la formación necesaria en función de los requisitos de las empresas y del puesto de trabajo al que opten.

    También se realizará un programa de seguimiento y apoyo al candidato durante el proceso de selección y durante el desempeño de su actividad profesional a través de profesionales especializados.