13 de diciembre de 2019
  • Jueves, 12 de Diciembre
  • 30 de octubre de 2014

    Un total de 75 empresas y colectivos de Málaga se comprometen con la Responsabilidad Social Corporativa

    MÁLAGA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

    Un total de 75 empresas, colectivos y organismos de las comarcas de Guadalhorce, Ronda y Costa del Sol se han comprometido con la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en las I Jornadas Provinciales en esta materia, que se han clausurado este miércoles en Alhaurín de la Torre (Málaga) la diputada de Igualdad y Participación Ciudadana, Pilar Conde.

    El objetivo de estas jornadas, a las que han acudido representantes del tejido asociativo, empresarial y de ayuntamientos de estas comarcas, es sensibilizar e impulsar el desarrollo de polítivas de RSC interrrelacionando a su vez a los agentes implicados. Así, concretamente participan 40 colectivos, 20 empresas y una quincena de ayuntamientos.

    En las jornadas se abordan diversos temas como la responsabilidad social y la visión y valores de una fundación; la labor social y voluntariado de las entidades sociales; o la responsabilidad social y buenas prácticas en empresas.

    "Esta actividad se enmarca dentro del Plan de de Responsabilidad Social Corporativa de la Diputación, cuyo reto es lograr un desarrollo sostenible en la provincia, así como construir relaciones sólidas y de confianza con sus grupos de interés: entidades sociales, empresas y ayuntamientos fundamentalmente", ha declarado la diputada en un comunicado.

    El plan contempla una serie de acciones como este tipo de jornadas, campañas de sensibilización e información, foros comarcales, firmas de convenios con la UMA y entidades y la creación de un Premio Solidario a la finalización del plan. De hecho, más de 150 colectivos ya se han formado en responsabilidad social corporativa mostrando su interés y compromiso en esta materia gracias a la fase formativa.

    La RSC es el compromiso voluntario de las empresas y las organizaciones con el desarrollo de la sociedad y la preservación del medio ambiente, desde su composición social y un comportamiento responsable hacia las personas y grupos sociales con los que interactúa.

    Como buenas prácticas se entienden medidas que fomenten la conciliación familiar y laboral, el apoyo a la educación y a la discapacidad, de prevención de riesgos laborales o de violencia de género entre otras muchas, de forma que las empresas logren ser socialmente responsables.