21 de enero de 2021
20 de abril de 2006

RSC.- Wal-Mart toma medidas para reducir su impacto medioambiental mediante una "democratización de la sostenibilidad"

El gigante estadounidense de distribución tiene la intención de reducir sus emisiones contaminantes en un 20% en tres años

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La multinacional estadounidense de distribución Wal-Mart firmó recientemente un acuerdo por el que se compromete a llevar a cabo medidas para reducir el impacto medioambiental de su compañía, en lo que denominaron una "democratización de la sostenibilidad" y una forma de acabar con las críticas de los grupos ecologistas que protestan por la excesiva contaminación que produce esta empresa sobre el Medio Ambiente.

Las ONG destacaron el excesivo consumo de petróleo de la compañía a lo largo de toda su cadena de distribución, así como la producción de grandes cantidades de basura y la contaminación de las zonas acuíferas cercanas a sus fábricas. Por ello, estos grupos resaltaron que el gran tamaño de esta empresa "es el principal motivo por el que puede contribuir, en gran medida, a la reducción de su impacto medioambiental".

A su juicio, las pequeñas acciones sostenibles de esta gran compañía como el control ecológico de sus proveedores o las pequeñas iniciativas medioambientales "pueden tener un gran efecto positivo" sobre el ecosistema.

Con el fin de reorientar la dirección de sus acciones, el presidente de la compañía, Lee Scott anunció en una reciente entrevista al boletín 'Grist Magazine', que su corporación pasaría a depender en un cien por cien de las energías renovables y que reduciría sus residuos a cero.

Después de este anuncio, Scott ha cerrado acuerdos con grupos ecologistas y otras organizaciones para recudir en un 20% sus emisiones de gases de efecto invernadero en los próximos siete años y sus residuos sólidos en un 25% en tres años. Además, se comprometió a duplicar su oferta de alimentos orgánicos, a precios asequibles.

En este sentido, el director ejecutivo de la ONG Sierra Club, Carl Pope, indicó que los nuevos acuerdos de Wal-Mart para mejorar su eficiencia, reducir su contaminación y sus vertidos "son un paso importante para una compañía que tiene un profundo impacto sobre el Medio Ambiente". De esta manera, apuntó que muchas empresas "deberían tomar este tipo de pasos positivos" para proteger la salud de las comunidades y del entorno en el que operan.

DEMOCRATIZACIÓN DE LA SOSTENIBILIDAD

Tras todas estas acciones, Scott explicó que existen dos motivos por los que su compañía ha establecido estos nuevos objetivos medioambientales. Uno de ellos es el cumplimiento de la responsabilidad como una de las mayores empresas del mundo, en especial en un tema "tan importante" como la sostenibilidad. Su idea, dijo, es generalizar esta idea, es decir, "democratizar la sostenibilidad".

En su opinión, existen muchas oportunidades de negocio en la reducción del impacto medioambiental. "Estamos pensado en lo que tenemos y no tenemos que hacer", apuntó refiriéndose a aspectos como el empaquetado, la utilización de la energía o el tipo de equipamiento que utilizan para refrigerar sus supermercados, decisiones que pueden mejorar la sostenibilidad de sus actividades.

Además, estas medidas "supondrán un ahorro para la compañía y por lo tanto un ahorro para los clientes", dijo, por lo que reafirmó su postura de que la sostenibilidad "ayuda a mejorar la imagen del negocio y a crear nuevas oportunidades".

Según dijo, su compañía ha invertido más de 500 millones de dólares (405 millones de euros) anuales en nuevas tecnologías y en innovación para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en sus instalaciones. Con esta inversión fue posible el desarrollo de nuevos prototipos de sistemas de producción que son un 30% más eficientes.

En referencia a su anuncio de que toda la empresa se abastecería mediante energías renovables, Scott señaló de que más que una decisión "era un deseo", ya que en la actualidad "no existe la tecnología necesaria para que una compañía del tamaño de Walt Mart cumpla con este compromiso".

Preguntado sobre si el gran tamaño de su empresa es una ventaja o inconveniente para ayudar al desarrollo sostenible, el presidente de Wal-Mart destacó que ser una compañía tan importante "permite ayudar a crear mercados para las tecnologías limpias". "Si comenzaramos a comercializar estas tecnologías en nuestros establecimientos habría suficiente suministro para crear un mercado en el que se utilizaran este tipo de tecnología menos contaminantes, como por ejemplo los paneles solares", añadió.