10 de diciembre de 2019
19 de noviembre de 2019

Las empresas cordobesas demandan una formación "más ágil y adaptable" a las necesidades del tejido productivo

Las empresas cordobesas demandan una formación "más ágil y adaptable" a las necesidades del tejido productivo
Herrador presenta las conclusiones sobre necesidades formativas de las mesas sectoriales - JUNTA DE ANDALUCÍA

CÓRDOBA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

El delegado territorial de Empleo, Formación, Trabajo Autónomo, Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta en Córdoba, Ángel Herrador, ha presentado el informe final de conclusiones sobre necesidades formativas en los principales sectores productivos cordobeses que se han puesto de manifiesto en las siete mesas sectoriales desarrolladas a finales de septiembre, bajo el título 'Potenciando el Binomio Formación-Empleo' y en las encuestas respondidas por casi 1.200 empresas, entre las que resaltan la demanda de una formación "más ágil y adaptable".

Según ha indicado la administración autonómica en una nota, Herrador ha agradecido el interés y la colaboración mostradas por todas las empresas, "así como por la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), UGT y CCOO, porque con acciones como esta nos beneficiamos todos, ya que se trata de Formar para Emplear". Tampoco ha querido olvidarse del el esfuerzo realizado por los técnicos del servicio de Formación, del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y de Andalucía Emprende.

El responsable territorial ha recordado que los sectores sobre los que se ha trabajado han sido el de la agroalimentación, construcción, hostelería y turismo, servicios a la comunidad, industria, transporte, comercio y artesanía y, por último, Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).

El objetivo de esta iniciativa ha sido "customizar la formación y hacerla a la medida de nuestro tejido productivo actual", ha dicho Herrador, quien ha señalado que es "una apuesta del Gobierno andaluz para ser más competitivos, para lograr una mayor inserción laboral y responder a las demandas de las empresas de la capital y la provincia".

El delegado de Empleo ha puesto de manifiesto que en todas las mesas y en las encuestas a las empresas se menciona como punto fundamental la "necesidad de estructurar una formación ágil que pueda adaptarse fácil y rápidamente a las necesidades del mercado y que esté en constante evolución y siempre de la mano de las empresas, verdaderas conocedoras de sus necesidades".

La falta de cualificación del personal demandado se ha puesto de manifiesto en todos los sectores que ponían el acento en la internacionalización y en los avances tecnológicos como fórmula de crecimiento, lo que requiere de personal con un niveles formativos más especializados, los cuales son difíciles de encontrar en el mercado de trabajo.

También se menciona que determinados certificados de profesionalidad no se adecuan a los avances tecnológicos de las empresas y que la búsqueda de trabajadores se hace en la mayoría de los casos a través de recursos privados, red de contactos prioritariamente o redes sociales, siendo el SAE el último recurso por considerar que no da una respuesta adecuada.

A este respecto, Herrador ha señalado que "se manifiesta de forma reiterada la necesidad de hacer una reforma del Servicio Andaluz de Empleo con el fin de poder dar respuesta al tejido empresarial de manera rápida y eficiente "y en eso estamos trabajando".

"Queremos convertir el SAE en un servicio público de empleo moderno y de calidad", ha dicho el responsable de la Junta, quien ha agregado que "contamos con un proyecto dirigido a mejorar su funcionamiento, a hacerlo un servicio eficiente, y a reforzar su carácter público, un proyecto que pivota sobre tres ejes fundamentales: encuadramiento, orientación e intermediación".

COMPETENCIAS FORMATIVAS FUNDAMENTALES

En cuanto a competencias formativas que creen fundamentales para el funcionamiento de la empresas, independientemente del sector de actividad, se han destacado las competencias relacionadas con la comunicación y venta de producto como la de mayor importancia, señalada por un 54 por ciento de las entidades consultadas, seguidas de las competencias en gestión económica y financiera (un 45%) y, algo más alejada, las competencias ofimáticas y telemáticas.

Por grupos de actividad se añaden otras competencias destacadas como en el sector agroalimentario donde tienen muy en cuenta las competencias relacionadas con la calidad y el medio ambiente y la prevención de riesgos laborales incluso por encima de las competencias en venta y marketing.

También la construcción destaca la formación en prevención de riesgos laborales donde se sitúa como la principal competencia transversal seguida de la competencia en gestión económica, contable y financiera. O el interés por las competencias en idiomas dentro de los grupos de hostelería y turismo y en las entidades del grupo tecnológico y del industrial.

Contador

Lo más leído