13 de noviembre de 2019
17 de octubre de 2019

El Hospital de Puente Genil (Córdoba) explica a la población cómo actuar frente a una parada cardiorrespiratoria

El Hospital de Puente Genil (Córdoba) explica a la población cómo actuar frente a una parada cardiorrespiratoria
Botella visita el Hospital de Puente GenilJUNTA DE ANDALUCÍA

PUENTE GENIL (CÓRDOBA), 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La delegada territorial de Salud y Familias de la Junta en Córdoba, María Jesús Botella, ha asistido este jueves a los talleres que el Hospital de Alta Resolución de Puente Genil ha desarrollado con el objetivo de ofrecer conocimientos básicos de cómo actuar ante una situación de emergencia como puede ser una parada cardiorrespiratoria.

Según ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, la intención ha sido apoyar este tipo de acciones formativas, ya que está demostrado que el desarrollo de la cadena de supervivencia y los programas de desfibrilación pública con formación a la población tienen efectividad para mejorar la supervivencia con buen pronóstico neurológico.

La delegada ha apuntado que "saber de qué manera debemos atender a una persona con una parada cardíaca y hacerlo con la mayor premura posible puede ayudar a salvar muchas vidas". Por ello, en diversos lugares de la provincia se están realizando en estos días, con motivo de la celebración ayer del Día Europeo de la Parada Cardíaca, así como el resto del año, actividades para dar a la población las nociones básicas sobre cómo efectuar unos correctos primeros auxilios y cómo poner en marcha la cadena de supervivencia.

Además de estos talleres, el Hospital de Alta Resolución de Puente Genil ha colaborado este pasado miércoles en la II Jornada de Cardiomaratón de Puente Genil, organizada por el Ayuntamiento y en la que también ha estado presente la Unidad de Gestión Clínica del municipio. Dicha actividad ha estado dirigida a asociaciones de pacientes, institutos de secundaria y monitores deportivos, contabilizándose cerca de 200 participantes.

Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos en hasta un 40 por ciento si el masaje cardíaco se inicia durante los cuatro minutos inmediatamente posteriores a la parada cardiorrespiratoria.

Según, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), cada año fallecen en España alrededor de 30.000 personas debido a una parada cardiorrespiratoria. A nivel europeo se sitúa en torno a los 350.000, lo que representa cerca de 1.000 paros cardiacos diarios.

En muchos casos, la muerte hubiera sido evitable si alguien hubiera iniciado una maniobra de resucitación cardiopulmonar (RCP) inmediatamente e 'in situ', ya que en el 80 por ciento de los casos, estos eventos tienen lugar en el hogar de los pacientes. Hay estimaciones que indican que se podrían salvar más de 100.000 vidas cada año en toda Europa.

En el Hospital de Puente Genil se han atendido durante el año pasado 14 paradas cardiorrespiratorias. En lo que va de año han sido nueve los casos atendidos.

CADENA DE SUPERVIVENCIA

Durante este tipo de sesiones formativas en materia de soporte vital básico, los asistentes ponen en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que aprenden la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una parada cardiorrespiratoria, lo que se ha llamado la cadena de supervivencia.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar, hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061 (112), para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente.

En tercer lugar, se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último, el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.

El Parlamento Europeo instó a crear el día de la parada cardíaca el 16 de octubre, con la finalidad de difundir entre sus estados miembros la formación en reanimación cardiopulmonar (RCP) básica y desfibrilación semiautomática (DEA) en la población.

Contador