19 de septiembre de 2020
4 de agosto de 2020

El Virgen de las Nieves de Granada implanta un marcapasos sin cable que simula la estimulación natural del corazón

El Virgen de las Nieves de Granada implanta un marcapasos sin cable que simula la estimulación natural del corazón
Hospital Virgen de las Nieves - JUNTA

GRANADA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada ha implantado un nuevo tipo de marcapasos cardiaco sin cable cuya novedad es que mantiene el funcionamiento coordinado de las aurículas y los ventrículos del corazón.

Para ello, según ha informado el hospital granadino en una nota, dispone de un software que registra la actividad mecánica de la parte del corazón donde se origina el latido cardiaco (aurícula) y que, a su vez, activa la estimulación eléctrica de la parte del corazón que bombea la sangre a los pulmones y resto del cuerpo (ventrículo).

Profesionales de la Unidad de Arritmias de Cardiología y de Cirugía Cardiovascular han realizado esta intervención a seis pacientes que fueron dados de alta en el mismo día del implante.

Esta tecnología supone un avance puesto que con un único dispositivo se consigue que la estimulación artificial producida por el marcapasos sea "lo más parecida a la estimulación fisiológica normal". El implante se realiza introduciendo el marcapasos desde la vena femoral de la zona inguinal hasta el ventrículo derecho.

Una vez localizada la zona óptima, el marcapasos se libera del sistema que la ha dirigido hasta allí y queda sujeto a la pared muscular por unos ajustes de un material resistente que lo fija. El cierre de la herida se hace con una sutura externa que se retira a las seis horas con lo que el paciente puede ser dado de alta hospitalaria en el mismo día del implante, tras comprobar que el correcto funcionamiento del marcapasos.

Este procedimiento "excepcional" está indicado para pacientes que han tenido complicaciones tras el implante de marcapasos convencionales con cables, o aquellos que tienen anomalías en las venas que drenan al corazón y que mantengan un ritmo eléctrico de la aurícula. Este marcapasos no deja ninguna señal estética externa, es "invisible desde fuera al ir alojado todo el dispositivo dentro del corazón", han precisado desde el hospital.