1 de octubre de 2020
11 de agosto de 2020

Unas 150 personas disfrutan de las primeras perseidas en los yacimientos de Puente Tablas y Cástulo

Unas 150 personas disfrutan de las primeras perseidas en los yacimientos de Puente Tablas y Cástulo
Observación astronómica organizada por la Consejería de Cultura. - JUNTA DE ANDALUCÍA

JAÉN, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un total de 150 personas han podido disfrutar de las primeras perseidas en el enclave de Puente Tablas, en Jaén, y en el Conjunto Arqueológico de Cástulo, en Linares, gracias a una actividad impulsada por la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico

Así, planificó una actividad para unir astronomía y arqueología los días 7 y 8 de agosto, conectando a los visitantes con el pasado de los antiguos pobladores de dos puntos estratégicos del patrimonio arqueológico de la provincia, según ha informado este mates el Gobierno andaluz.

Las observaciones astronómicas se realizaron con telescopios profesionales en dos localizaciones propicias para ello, al contar con escasa contaminación lumínica. De este modo, los participantes pudieron divisar Saturno y sus anillos, Júpiter y sus lunas, además de las principales constelaciones de la Vía Láctea

La empresa contratada por la Consejería para llevar a cabo esta iniciativa puso a disposición tres telescopios astronómicos profesionales y tres monitores especializados, quienes "introdujeron a los asistentes en la astronomía desde una perspectiva histórica".

"Enseñándoles las técnicas para la orientación geográfica sin artilugios, transportándolos a las formas de vida de nuestros antepasados. Todo un viaje en el tiempo, pasado y futuro en una misma experiencia cultural", ha destacado el delegado territorial, Jesús Estrella.

La oportunidad regaló a los asistentes algunas perseidas que anticipaban la lluvia de estos días, así como los cráteres que una tímida luna permitió divisar tras su aparición. Asimismo, no se dejó pasar la oportunidad de sensibilizar a los diferentes grupos, familias, amigos de la necesidad de optimizar los recursos lumínicos en favor de la sostenibilidad medioambiental.

En todo momento, se siguieron los protocolos de protección frente al covid-19 establecidos por la Consejería para estas instalaciones, destacando el reciclado posterior del cubre-ocular plástico de observación.