12 de julio de 2020
4 de junio de 2020

La consulta de Deshabituación al Tabaco del Hospital Clínico mejora la calidad de vida de más de 600 personas al año

La consulta de Deshabituación al Tabaco del Hospital Clínico mejora la calidad de vida de más de 600 personas al año
Acreditación a la consulta de Deshábituación Tabáquica del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga - JUNTA DE ANDALUCÍA

MÁLAGA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consulta de Deshabituación Tabáquica con la que cuenta actualmente el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, a través de su servicio de Neumología, diagnostica, trata y realiza el seguimiento de más de 600 personas cada año aproximadamente, consiguiendo mejorar sensiblemente su calidad de vida.

Asimismo, la actividad asistencial que se está llevando a cabo en este área de atención al tabaquismo del centro, tras su valoración y evaluación, ha conseguido recibir la acreditación de unidad básica con grado de excelencia, por parte de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

Esta consulta de Deshabituación Tabáquica, que funciona desde el año 2016, se lleva a cabo cada martes en el área de consultas externas en el patio azul del hospital, donde reciben atención pacientes fumadores que han recibido el alta en el área de hospitalización del servicio de Neumología y que han sido detectados durante su ingreso en el centro. Otros pacientes provienen derivados desde otras consultas de Neumología, o bien, de otras especialidades y servicios.

A través de una primera visita con citación externa a través de una agenda específica, el paciente acude para ser diagnosticado y valorado, con un plan totalmente personalizado a través del cual recibe el tratamiento. Posteriormente, al enfermo se le cita varias veces al año para realizarle un seguimiento de sus avances y evolución, que incluye la realización de algunas pruebas funcionales.

Por otro lado, tal y como han explicado los responsables de la consulta, el paciente recibe fundamentalmente atención de tipo farmacológico, sobre todo a través de sustitutivos de la nicotina. En este sentido, destaca que estos medicamentos están financiados ya por el sistema publico, con lo cual se ha facilitado su acceso por parte de los afectados.

Además, y para asegurar su total recuperación y controlar posibles recaídas, el paciente es seguido hasta aproximadamente un año tras abandonar su hábito al tabaco; atención que siempre se adapta a las necesidades individuales de cada persona.

En opinión del especialista y jefe del servicio de Neumología del Hospital Virgen de la Victoria, José Luis Velasco, "la acreditación de la unidad significa un reconocimiento en cuanto a la calidad que estamos dando a nuestros pacientes dentro del hospital, la mayoría de ellos muy complejos por la patología asociada que presentan; y cuya actividad supone también un apoyo para la atención primaria"

La también especialista en Neumología de este hospital, responsable de la consulta de Deshábito al Tabaco, y coordinadora del área oriental de Neumosur desde el pasado mes de mayo, Eva Cabrera, ha expresado su satisfacción "por este reconocimiento avalado por una sociedad científica como SEPAR, por el rendimiento de esta consulta y sus resultados tan beneficiosos hacia los pacientes que son tratados y que consiguen dejar de fumar, lo que repercute en su recuperación y mejora de su calidad de vida".

Debido a la situación de pandemia por COVID-19 que el hospital ha sufrido durante los últimos meses, ambos especialistas han coincidido en destacar el esfuerzo del servicio de Neumología por continuar atendiendo de forma telemática y continua a todos los pacientes que se encuentran en el programa de rehabilitación, reanudándose la atención presencial con total normalidad hace 15 días.

También, y a través de esta consulta, el servicio de Neumología está llevando a cabo varios proyectos de investigación, que incluyen aspectos tan novedosos y actuales como el aumento de los pacientes que acuden a la consulta relacionados con la financiación de los medicamentos por parte del SAS, así como un estudio sobre cómo afecta el coronavirus a pacientes fumadores que han estado ingresados en el centro.