24 de noviembre de 2020
14 de noviembre de 2018

El 061 distingue a la Base Antártida Española del Ejército de Tierra Gabriel de Castilla como zona cardioasegurada

El 061 distingue a la Base Antártida Española del Ejército de Tierra Gabriel de Castilla como zona cardioasegurada
JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES-061) de la Consejería de Salud ha concedido la distinción de zona cardioasegurada a la Base Española 'Gabriel de Castilla' del Ejército de Tierra en la Antártida.

Según informa la Junta de Andalucía en un comunicado, EPES ha certificado la formación en soporte vital básico y en el uso de desfibriladores automáticos del personal militar que formará parte de la XXXII Campaña Antártica del Ejército de Tierra. Gracias a esta formación y a la existencia del desfibrilador automático (DEA) con las condiciones que rige la normativa, Salud distingue a la Base Antártida Española Gabriel de Castilla como zona cardiosegura.

La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Fernández, ha sido la encargada de hacer entrega de este distintivo al jefe de la XXXII Campaña Antártica del Ejército de Tierra, el comandante Juan José Pereda, en un acto que ha estado presidido por el coronel del Acuartelamiento Torreblanca, sede de la Agrupación de Apoyo Logístico nº 21, Antonio Rebollo, y que ha contado con la presencia del director gerente de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, Luis Olavarría.

En virtud de este reconocimiento, los profesionales de la misión están capacitados para actuar de forma inmediata en caso de presenciar una parada cardiorrespiratoria, con la finalidad así de disminuir la mortalidad y secuelas a través de una excelente actuación inicial.

ZONAS CARDIOASEGURADAS

Desde la puesta en marcha de esta iniciativa se ha concedido también el distintivo de zona cardioasegurada en la provincia de Sevilla a otras 30 instituciones, como el Cuartel General de la Fuerza Terrestre en Sevilla, el Hotel Alfonso XIII, el Real Betis Balompié, Emergencias Asistenciales S.L., la Clínica Dental Eugenia Asián y Asociados, la empresa Gestión de la Formación y de la Salud, el Consorcio de Jabugo o el Real Club Pineda, entre otros.

Según señala, cada año, en España se producen en torno a 25.000 paradas cardiacas extrahospitalarias al año. Esta patología afecta a una población con una edad media en torno a los 60 años y, en muchos casos, es la primera manifestación de una enfermedad cardiaca silente hasta ese momento. La supervivencia de muchas de las víctimas depende de que se apliquen las técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar en los primeros 3 o 4 minutos, lo que puede aumentar las posibilidades de supervivencia en más del 50 por ciento de los afectados.

EPES es la encargada de la gestión y registro de las organizaciones que disponen del certificado de 'Zona cardioasegurada', que constata que dichas instituciones han formado a sus profesionales y han ubicado desfibriladores en sus instalaciones, en el número y los lugares adecuados, según lo establecido en la Orden de 4 de junio de 2013.

RCP TELEFÓNICA

El inicio de las maniobras de reanimación cardiaca por parte de testigos antes de la llegada de los servicios de emergencias sanitarias 061 se cifra en un 30 por ciento en Andalucía, mientras que en España tan solo alcanza el cinco por ciento. Esto se debe en gran medida a la puesta en marcha del apoyo telefónico a la reanimación cardiopulmonar básica desde los centros coordinadores de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias.

La Consejería de Salud ha implantado en los centros del 061 un protocolo de atención telefónica ante una situación de sospecha de parada cardiaca, gracias al cual los testigos presenciales inician las maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar mientras acuden los equipos de emergencias al lugar del suceso, siguiendo las instrucciones que se les facilitan desde la sala de coordinación de forma ininterrumpida hasta la llegada de los sanitarios.

La RCP telefónica implantada desde 2012 y que se convirtió en una recomendación internacional en el año 2015, ayuda a personas que no tienen formación previa a ponerla en práctica de la forma más precoz posible mientras llegan los servicios de emergencias sanitarias.

Ante una situación de sospecha de parada cardiorrespiratoria, desde el centro del 061 se anima y se explica de manera sencilla a los alertantes como realizar estas maniobras básicas mientras que llega la ayuda, dado que está demostrado que intentar aplicar estas técnicas a pesar de no tener conocimientos previos en primeros auxilios, ayuda a muchos pacientes.

La Empresa Pública de Emergencias Sanitarias lleva a cabo numerosas jornadas y cursos de formación dirigido a la ciudadanía andaluza que también ha influido en estos resultados.