19 de enero de 2021
29 de noviembre de 2020

Consumo comprueba el etiquetado y la seguridad de unos 800 productos infantiles a la venta

SEVILLA, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía está llevando a cabo este año cinco campañas de inspección sobre diferentes productos dirigidos a ser utilizados por la población infantil, por lo que en total se realizarán controles sobre aproximadamente 800 productos a la venta en los establecimientos andaluces con el objetivo de verificar que cumplen con todos los requisitos de información y seguridad que establece la normativa.

De las cinco campañas en desarrollo, tres corresponden a nuevas ediciones de campañas que se impulsan cada año en el Plan de Inspección de Consumo de la Junta de Andalucía. Campañas para controlar juguetes, artículos de puericultura y disfraces, caretas, máscaras y otros productos complementarios que se comercializan especialmente en fechas próximas a las celebraciones de carnaval y de Halloween, según informa la Junta en un comunicado.

En concreto, la campaña de control del etiquetado y la seguridad de juguetes va a suponer este año el control del etiquetado de, al menos, 440 productos y la toma de 68 muestras para su envío a laboratorio, donde se realizan las pruebas necesarias para comprobar la seguridad de los productos. En cuanto a la campaña de artículos de puericultura, se realizarán comprobaciones sobre un mínimo de 155 productos de distinto tipo, como chupetes, artículos para la alimentación (biberones, cubertería, utensilios, entre otros), cunas, hamacas, tronas y asientos elevadores, barreras de seguridad o mochilas portabebés, entre otros, y se tomarán diez muestras para su envío a laboratorio. Respecto a la campaña de inspección de disfraces, se revisarán al menos otros 130 productos.

Este año se está participando, además, junto a otras Comunidades Autónomas, en otras dos campañas de ámbito nacional para verificar el cumplimiento de la norma en productos específicos. La primera de estas campañas está dirigida a juguetes para el baño y la playa, y ha supuesto el análisis del etiquetado en 30 productos y la toma de 15 muestras. La segunda campaña se dirige al control de prendas de vestir para menores de tres años que incluyan piezas pequeñas como botones y automáticos, y va a suponer el control del etiquetado de 30 productos y la toma de 20 muestras para laboratorio.

Estas campañas se desarrollan en el marco del Plan de Inspección de Consumo 2020 que, tras los ajustes realizados con motivo de las restricciones derivadas del Covid-19, comprende un total de 23 campañas que supondrán aproximadamente 5.600 actuaciones de control dirigidas a garantizar y reforzar la protección de los derechos de las personas consumidoras, y asegurar que los productos y servicios que están a la venta cumplen los requisitos de seguridad y calidad que exige la normativa vigente.

DESARROLLO DE CONTROLES

Los controles los realiza el personal inspector de los Servicios Provinciales de Consumo en todo el territorio andaluz a través de la visita a establecimientos que comercialicen estos productos, con especial atención a las tiendas de precio reducido y bazares. En primer lugar, se comprueba el etiquetado de los productos, donde se verifica, entre otras cuestiones, que se puede identificar de forma clara a la empresa responsable del producto, incluyendo su nombre, domicilio y NIF.

Por otra parte, se comprueba que se incluye el marcado CE siempre que corresponda, un símbolo que acredita que el producto cumple con los requisitos europeos de seguridad, así como que los productos destinados a menores de 36 meses incluyen de forma visible y legible la advertencia de limitación de la edad, y que figuran en español las advertencias de seguridad y las instrucciones de uso.

En cuanto a la toma de muestras de productos, las mismas se remiten a diferentes laboratorios donde se realizan pruebas y análisis para verificar que se cumplen los requisitos de seguridad. Si se detectan irregularidades que puedan afectar a la seguridad de las personas, se valora el riesgo y, en su caso, se incluye el producto afectado en la Red de Alerta de Productos de Consumo, un sistema europeo de intercambio rápido de información cuyo objetivo es detectar de la manera más ágil posible artículos inseguros para adoptar medidas que impidan su comercialización, a través de la inmovilización o de la destrucción de los mismos.

Tanto en el caso anterior como si se detectan irregularidades de tipo informativo (como, por ejemplo, que el etiquetado no esté en castellano), se remiten las actuaciones al departamento correspondiente para el inicio del oportuno procedimiento sancionador.

SERVICIO MULTICANAL PARA LOS CONSUMIDORES

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web 'www.consumoresponde.es', del correo electrónico ('consumoresponde@juntadeandalucia.es'), del perfil de Twitter ('@consumoresponde') y el de Facebook ('www.facebook.com/consumoresponde').

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.