28 de febrero de 2021
1 de febrero de 2020

Las entidades prestamistas no pueden obligar a contratar servicios adicionales para una hipoteca como seguros o tarjetas

Las entidades prestamistas no pueden obligar a contratar servicios adicionales para una hipoteca como seguros o tarjetas
Edificio de viviendas en una imagen de archivo - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS

SEVILLA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias recuerda este sábado a la ciudadanía que a la hora de contratar un crédito hipotecario las entidades prestamistas o los servicios de intermediación que intervengan en la operación no podrán obligar nunca al consumidor a suscribir productos o servicios accesorios no solicitados para la concesión del préstamo hipotecario, como la formalización de contratos de seguros, tarjetas, planes de pensiones o cuentas corrientes con domiciliación de nóminas.

Como establece la normativa vigente y recuerda la Consejería en una nota de prensa, las entidades prestamistas y los servicios de intermediación deberán facilitar a la persona interesada en contratar un préstamo hipotecario "información adecuada, amplia y detallada para que puedan comparar diferentes ofertas y tomar una decisión informada y formada sobre la operación".

En este sentido, deberán facilitarle un Índice de Documentación de Entrega Preceptiva (IDEP), donde se recoja la relación de todos los documentos que se deben entregar de forma obligatoria hasta la formalización de la hipoteca. Entre otros documentos, deberán facilitar información precontractual sobre los préstamos ofertados por la entidad, así como información personalizada según la situación financiera, necesidades y preferencias de la persona interesada en formalizar el contrato de préstamo hipotecario, con al menos diez días de antelación a la firma del mismo.

Además, la Junta subraya que se debe tener en cuenta que a la hora de formalizar un contrato de préstamo hipotecario se producen varios gastos preparatorios, como son los derivados de la comprobación de la situación registral del inmueble, la tasación del mismo o la gestión administrativa de la operación. Estas operaciones podrán ser concertadas con las entidades elegidas de común acuerdo con la entidad prestamista o servicio de intermediación, sin perjuicio de que la persona pueda aportar directamente una tasación realizada por una entidad homologada para este tipo de servicios.

Una vez realizada la oferta y evaluada la solvencia de la persona consumidora, la entidad deberá hacerle entrega de la Ficha Europea de Información Normalizada (FEIN), que tendrá la consideración de oferta vinculante, y que se deberá facilitar con una antelación mínima de diez días naturales respecto de la fecha de firma del contrato, indicando el plazo de vigencia de la misma.

ANTES DE FIRMAR EL CONTRATO DE CRÉDITO HIPOTECARIO

Desde Consumo se recomienda revisar toda la documentación con detenimiento antes de la firma y recuerda que al menos durante los tres días hábiles anteriores a la formalización del contrato se podrá encontrar una copia del mismo disponible para su consulta en el despacho de la notaría donde se vaya a proceder a la firma. "Allí mismo se podrá consultar cualquier duda al respecto y recibir asesoramiento imparcial, asistencia e información gratuita sobre el contrato de préstamo hipotecario a firmar", recalca.

Como establece la normativa vigente, las condiciones del contrato deberán ser redactadas "con concreción, claridad y sencillez, de comprensión directa y legible para las personas consumidoras, evitando resaltar o utilizar tecnicismos que generen confusión u omisión de información esencial y determinante". En el contrato deberán reflejarse de manera destacada determinados elementos, como las cláusulas sobre la amortización, los intereses, los intereses de demora, las condiciones de subrogación, y los instrumentos de cobertura riesgo de interés.

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la Junta de Andalucía ahonda en que la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a los consumidores y usuarios, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página web 'www.consumoresponde.es', del correo electrónico (consumoresponde@juntadeandalucia.es), del perfil de Twitter (@consumoresponde) y el de Facebook ('www.facebook.com/consumoresponde').

También se puede recibir asesoramiento en las delegaciones territoriales de Consumo presentes en todas las capitales de provincia, así como en las oficinas municipales de información al consumidor (OMIC), y en las organizaciones de consumidores y usuarios.