19 de enero de 2021
26 de junio de 2018

La Junta rechaza una proposición de ley del PP-A sobre personas hemofílicas que contrajeron hepatitis C

La Junta rechaza una proposición de ley del PP-A sobre personas hemofílicas que contrajeron hepatitis C
PARLAMENTO DE ANDALUCÍA

El Gobierno andaluz opta por agilizar las ayudas sociales al colectivo a través de su inclusión en los presupuestos de la comunidad para 2019

SEVILLA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno ha acordado este martes manifestar su criterio contrario a una proposición de Ley, presentada por el PP-A, para el establecimiento de ayudas sociales a las personas con hemofilia que hayan desarrollado la hepatitis C como consecuencia de tratamientos con concentrados de factores de coagulación en el sistema sanitario público de Andalucía.

Aunque el contenido y la finalidad de esta propuesta coinciden con el trabajo que actualmente desarrolla la Junta para hacer efectivas las ayudas, el Ejecutivo que preside Susana Díaz considera más oportuno optar por su inclusión en el anteproyecto de la ley del Presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2019.

La Consejería de Salud inició en octubre del pasado año la elaboración de una orden para regular la prestación, que también incluirá los supuestos de otras coagulopatías congénitas y podrá beneficiar a unas 270 personas afectadas en Andalucía.

No obstante, durante su tramitación, tanto la asesoría jurídica de este departamento como la Intervención General de la Junta indicaron que la medida debería articularse a través de una ley específica o de su inclusión en una disposición adicional de los presupuestos autonómicos. El Gobierno andaluz ha elegido esta segunda vía por ser la más ágil.

El virus de la hepatitis C (VHC) fue identificado y descrito a mediados de 1989, aunque hasta el año siguiente no se dispuso de los medios técnicos adecuados para prevenir su transmisión a través de la sangre y productos hemoderivados. Durante ese tiempo, numerosas personas afectadas por hemofilia y otras coagulopatías congénitas contrajeron la enfermedad como consecuencia de los tratamientos periódicos que debían recibir.